Blog del Narco
Loading...

Se escondía de los hijos del Chapo tras traicionarlos con Los Dámaso, al final lo ejecutaron

- 18:59:00
"Jesús Elías Ochoa Bojórquez, "El Chabelo", fue uno de los integrantes del grupo delictivo de Los Dámaso que salió huyendo de Sinaloa tras la cacería que emprendieron los hijos de Joaquín "El Chapo" Guzmán al estallar la guerra al interior del cártel de Sinaloa. 

Era amigo cercano de Dámaso López Serrano, "El Mini Lic", tanto que se daban trato de primos. "En las fiestas era el que llevaba mujeres y contaba chistes, era el que hacía reír a los presentes con todo tipo de anécdotas", cuenta una persona que lo conoció en Culiacán, en la época en que había paz entre ellos y Los Chapitos. 

Anoche fue asesinado a tiros cuando circulaba en un automóvil Honda sobre la avenida Obrero Mundial y Uxmal, frente al Parque Delta, en la colonia Piedad Narvarte. De acuerdo con reportes de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, iba acompañada de una mujer a quien identifican como su pareja. 

Los informes señalan que los pistoleros iban en una motocicleta y al llegar a la mencionada esquina le dispararon por el lado del conductor, quedando muerto al volante de manera instantánea. Cuando llegaron los paramédicos de Cruz Roja, confirmaron el deceso. En junio de 2015, cuando todavía no se desataba la pugna entre Los Dámaso y Los Chapitos, "El Chabelo" fue detenido por elementos de la Secretaría de Marina en posesión de una pistola calibre .38 Súper. De acuerdo con fuentes de la Marina, Ochoa Bojórquez se encontraba en su domicilio de la calle Océano Pacífico y Jesús Terán, de la colonia Nuevo Culiacán. 

Los infantes navales cerraron una manzana completa al mediodía y arrestado a "El Chabelo" Acusado del delito de portación de arma de fuego de Uso Exclusivo del Ejército, fue trasladado a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), pero más tarde, al cumplirse el término legal, fue puesto en libertad tras pagar una fianza de 15 mil pesos. 

Al estallar la guerra interna en la que Dámaso López Núñez, El Licenciado, y su hijo "El Mini Lic", le disputaron el liderazgo del cártel a los hijos de Guzmán Loera, "El Chabelo" pasó a un bajo perfil, como hicieron muchos de los hombres que trabajan para este grupo delictivo. 

De complexión robusta en los mejores años en Culiacán, de casi 1.80 de estatura, Ochoa Bojórquez era visto en la capital sinaloense como un amigo de confianza de López Serrano, actualmente procesado por narcotráfico en la Corte Federal de San Diego, California. "Hasta se decían primos. 

Sin embargo, no era visto como alguien que moviera cosas o que tuviera un puesto de importancia en el Cártel; no era como ´El Quince´ (Nahum Abraham Acosta Sicairos), que ´El Quince´ sí era operador y mano derecha de El Mini", refiere la misma fuente. Más por imitación y admiración, "El Chabelo" empezó a acudir a las fiestas de narcos en Culiacán con el pelo largo al estilo de López Serrano e incluso a vestir similar ropa, lo que fue visto como una bufonería de su parte. 

Ochoa Bojórquez, como otros del clan de Los Dámaso, incluyendo a sus líderes, pusieron tierra de por medio cuando Iván Archivaldo y sus grupos de pistoleros comenzaron a asesinar a todo integrante del grupo con base en la sindicatura de Eldorado. Algunos terminaron en la Ciudad de México y posteriormente fueron detenidos por las autoridades o asesinados por sicarios del cártel que llevaban la consigna muy clara. 

CDMX, EL REFUGIO DEL CLAN Desde que Dámaso López Núñez fue arrestado en un lujoso departamento de la colonia Anzures en mayo de 2017, se empezó a descubrir que más miembros de su grupo delictivo operaban desde la capital del país. 

El día del arresto de López Núñez también la PGR capturó a su operador financiero en un domicilio de Tláhuac. A los días, el 7 de mayo, fueron arrestados en un domicilio de Xochimilco seis supuestos escoltas de "El Mini Lic". Uno de ellos fue señalado por la PGR como asistente personal y chofer de López Serrano. 

Se trata de Benigno Gastélum Sandoval. Los otros cinco fueron identificados como escoltas del hijo de "El Licenciado". Más tarde fueron liberados debido a violaciones al debido proceso. También en esos días el secretario personal de López Núñez fue baleado en el estacionamiento de unos lujosos departamentos de Reforma. Se trata de "El Javi". 

A fines de julio, más de dos meses después de la caída de "El Licenciado", su hijo Dámaso López Serrano se entregó a la DEA en Caléxico, Estados Unidos, para ser remitido a la Corte de San Diego. Ahí se le formularon cargos por narcotráfico y en enero de 2018 se declaró culpable. 

Pero dos días después de su entrega, por temor a ser asesinado por Los Chapitos y huyendo de una guerra perdida en Sinaloa, su más cercano operador, Nahum Abraham Acosta Sicairos, "El Quince", fue detenido en el fraccionamiento Real Esmeralda de Atizapán de Zaragoza, Estado de México. Tanto Acosta Sicairos como López Serrano forman parte del mismo expediente judicial que lleva la Corte de San Diego. Con la captura de "El Licenciado" su organización delictiva se vino a pique. 

Todos los que pudieron huir de Sinaloa lo hicieron, incluyendo a su familia, ya que también su hermano menor, Álvaro López Núñez, abogado de profesión también, se entregó a las autoridades estadounidenses en Arizona. Recientemente "El Licenciado" se declaró culpable de los cargos de narcotráfico en la Corte Federal del Distrito Este de Virginia, y es visto como uno de los posibles testigos de cargo contra "El Chapo" Guzmán, al igual que su hijo que permanece bajo custodia en California. 

López Nuñez también es señalado como jefe de los pistoleros que le dieron muerte al periodista y escritor Javier Valdez Cárdenas, ya que según la FEADLE, a la gente de Eldorado le molestó las notas que publicó el fundador del semanario Ríodoce.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter