Blog del Narco
Loading...

"Yo estuve con mi padre Pablo Escobar escondido y rodeado de millones de dólares, pero muriéndonos los dos de hambre.

- 10:44:00
Sebastián Marroquín está de visita en Culiacán y en una charla entre otras cosas aseguró que su padre es culpable de todos los crímenes que se le imputan

Culiacán, Sinaloa.- Vivir en el mundo del narcotráfico no es como las series de televisión lo hacen ver los jóvenes, en donde se idolatra a los grandes capos de la droga, considera Sebastián Marroquín, hijo del extinto narcotraficante colombiano Pablo Escobar.

El conferencista y arquitecto comentó que de ninguna manera deseó seguir los pasos de quien alguna vez tuvo el poderío social y militar para poner en jaque a la democracia de Colombia y a otros países de América Latina con la enorme fortuna que logró acumular del trasiego de drogas, ya que pudo inmiscuirse en los más altos niveles de gobierno comprando voluntades.

Asimismo, relató que a la edad de 8 años su padre tuvo con él una conversación en donde le mostró todos los tipos de drogas que en su momento existían, fue en este punto cuando se formó el parteaguas en su vida para no seguir los pasos de uno de los capos que más poder acumuló en Colombia.

La plática con su padre no fue con la intención de discriminar a nadie, sino con la finalidad de crear conciencia de los efectos que producen los enervantes en el ser humano, lo cual considera una paradoja, porque casualmente el hombre que más drogas vendía en ese momento en el mundo le estaba diciendo a su hijo que no las consumiera, pues era más consciente que muchos.

Una de las cosas que le externó fue "la cocaína es una droga para vender y no para consumir", lo cual le quedó grabado para su vida. Cabe señalar que Pablo Escobar consumió la mayoría de los enervantes, a excepción de la heroína.

"Para mí fue muy importante la charla que tuve con mi padre a los 8 años. Él puso sobre una mesa pequeña todas las drogas que había disponibles en ese momento, y me explicó lo que era la mariguana, la cocaína, el LSD, crack, todas esas que en los años 80 había. Hoy, si tuviera la misma charla con mi padre y tuviera que explicarme, necesitaríamos como cinco mesas por la gran cantidad de drogas que actualmente existen y es resultado del prohibicionismo", dijo.

Sebastián Marroquín enfatizó que "valiente es aquel que no prueba las drogas, ni siquiera por conocerlas porque no tiene la necesidad de acudir a algo que no desea".

Además, se considera defensor de la educación, ya que es el único camino para crear una sociedad con valores que pueda resolver problemas por medio del diálogo y no con las armas, ya que usarlas siempre resulta contraproducente, porque si uno saca una metralleta siempre habrá alguien que tenga una más grande y potente, por lo que el resultado será el mismo: la muerte de una persona.  

VIVENCIAS

El hijo de Pablo Escobar detalló que el estigma de su padre lo ha marcado, pero de ninguna manera reniega de sus orígenes y de quien le otorgó la vida. Lo que sí reconoció es que "mi padre es culpable de todos los crímenes que le imputan", lo cual de ninguna manera pretende ocultar, por lo que busca crear consciencia en lo jóvenes de la actualidad, quienes se han inmerso en la cultura del narcotráfico.

Recordó su vida en Colombia cuando quiso salir del país y, debido al estigma que presentaba, no le vendían boletos de avión las aerolíneas, por lo que se vio en la necesidad de cambiar su nombre a Sebastián Marroquín. Fue de esta manera que pudieron salir del país él y su familia.

Destacó que una de las experiencias más fuertes que le tocó vivir al lado de su padre fue una ocasión que al estar escondido de la Policía junto al narcotraficante se encontraba rodeado de millones de dólares, sin embargo al mismo tiempo se estaban muriendo de hambre al no poderlo utilizar dicho dinero.

"Yo estuve con mi padre escondido y rodeado de millones de dólares, pero muriéndonos los dos de hambre. Ahí comprendí yo que de pronto el sentido de tener tanto dinero, cuando encima ese dinero te trae hambre no me pareció tan buen negocio", describió.

Explicó que todos los días recibe en sus redes sociales fotos y videos de jóvenes vestidos como Pablo Escobar, describiéndole que desean llegar a ser como él. Sin embargo, les responde lo que vivió al lado de Escobar y que les resulta incrédulo por el poder que concentraba en su natal país.

El conferencista dará una plática el próximo lunes en punto de las 20:00 horas en el Salón 53. Dicha conferencia es para el público en general y se hablará sobre las consecuencias que dejan las drogas. Comentó que de ninguna manera busca cambiar opiniones de las personas, sino que reflexionen sobre las consecuencias de las drogas. 
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter