Blog del Narco

Culiacán y Mazatlán, Estrategia federal de seguridad fallida

- 10:38:00
Culiacán incrementó la violencia en ocho meses y la tendencia empeora

La estrategia implementada por el Gobierno Federal para disminuir los homicidios dolosos en los 50 municipios más violentos del país, solo ha funcionado en algunos.

De acuerdo con un análisis de la organización México Evalúa, a ocho meses de implementada la estrategia, los asesinatos han aumentado.

En la lista de los municipios más letales incluyeron a Culiacán y Mazatlán.

Antes de la estrategia, Culiacán se ubicaba en el número seis de los 50 municipios más violentos, ocho meses después subió al lugar 3; mientras que Mazatlán, de la posición siete pasó el lugar 48.

La estrategia fue anunciada por el presidente Enrique Peña Nieto, en agosto de 2016, durante una sesión de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

En Sinaloa, el entonces gobernador Mario López Valdez puso en marcha el Grupo de Fuerzas Especiales de Reacción, el 2 de septiembre en Culiacán y el 7 en Mazatlán.

El grupo fue conformado por 30 elementos del Ejército, 30 de la Marina, y de las Policía Ministerial, Estatal y Municipal, 10 agentes de cada corporación y dos Agentes del Ministerio Público.

El objetivo era localizar a los miembros de las células delictivas que estaban ocasionando el alza en los homicidios dolosos.

El grupo solo operó unos meses en los dos municipios y luego fue desintegrado,

De acuerdo con el análisis de México Evalúa hasta la fecha se desconocen los objetivos específicos, el capital humano, el presupuesto y la implementación en campo de esta estrategia.

En la revisión evalúan el comportamiento de los homicidios dolosos ocho meses antes de la implementación de la estrategia y ocho meses después.

“Los homicidios dolosos en los municipios intervenidos han aumentado a ocho meses de la estrategia, en comparación con los otros municipios”, indica.

El informe señala que a partir de septiembre 2016 sobresale Juárez por su desempeño en la reducción de homicidios. Tras considerar su tendencia durante los ocho meses previos a la implementación de la estrategia federal, este municipio estaba en el primer lugar en términos de violencia letal.

A ocho meses de la implementación de dicha estrategia, ha conseguido posicionarse como el municipio con el mejor desempeño de la lista.

Establece que también destacan los municipios de Chihuahua, La Paz, Mazatlán y Apatzingán.

Los municipios de Ecatepec y Puebla estaban entre los municipios con mejor desempeño en reducción de homicidios de enero a agosto de 2016 y a partir de septiembre del mismo año brincaron 38 lugares hasta ascender al sexto y octavo lugar en términos de violencia letal, respectivamente.

En el caso de Culiacán lo ubican junto con otros municipios con tendencia preocupante.

“Los 15 municipios que se encuentran en este grupo son preocupantes, pues sugieren que los esfuerzos de los cuerpos de seguridad no están neutralizando la violencia letal en tales demarcaciones. A ocho meses de la implementación de esta estrategia, estamos a tiempo de profundizar en el desarrollo de diagnósticos certeros y evaluación de metas no sólo para disminuir el homicidio, sino para darle un uso eficiente a nuestros recursos”, indica.

En el misma situación que Culiacán ubica a municipios como Tijuana, Baja California; Reynosa, Tamaulipas; Guadalupe y Calvo, Chihuahua; y Acapulco, Guerrero.

En el caso de Mazatlán señala que se encuentra junto con otros 19 municipios que mostraron una tendencia de violencia letal positiva.

“Si bien los resultados revelan una tendencia alentadora, no nos permiten concluir cuáles son los mecanismos causales detrás de la reducción de homicidios”, señala el documento.

“Mientras no contemos con información transparente y formal sobre la teoría de cambio detrás de esta estrategia, difícilmente podremos deducir si la reducción es atribuible al operativo o si es producto de otras causas, variables o efectos heterogéneos”, menciona.

Monitorear a estos municipios sería útil para averiguar qué podrían estar haciendo para conseguir esta meta.

En el mismo grupo se encuentran Juárez y Chihuahua, Chihuahua; Apatzingán y Lázaro Cárdenas, en Michoacán; y Nuevo Laredo y Victoria, Tamaulipas.

Antes de la estrategia, el municipio más violento era Juárez, seguido de Acapulco, La Paz, Chihuahua, Apatzingán, Culiacán y Mazatlán.

Ocho meses después, el municipio más violento es Tijuana, seguido de León, Culiacán, Chilapa de Álvarez, Cuauhtémoc, Ecatepec de Morelos y Cajeme.

El análisis destaca que siete municipios, entre ellos Zapopan, Colima y Hermosillo, tenían una tendencia a la baja y después de la estrategia la tendencia es al alza.

Los hallazgos, indica, sugieren que los esfuerzos de los cuerpos de seguridad no han conseguido resolver la problemática detrás del aumento del homicidio, tampoco es posible afirmar que la estén provocando.

“Nuestro análisis permite concluir que México no enfrenta un solo problema delictivo, sino diversos factores que propician el aumento de homicidio”.

“Es tiempo de replantear nuestra estrategia de seguridad pública y reemplazar soluciones generales con la implementación de intervenciones transparentes y hechas a la medida, con base en evidencia robusta y de acuerdo a las necesidades particulares de cada localidad”, establece el informe.

México Evalúa que el análisis permite comparar cómo ha evolucionado el homicidio doloso ocho meses antes y ocho meses después de haberse implementado la estrategia en los 50 municipios prioritarios, frente al resto de los municipios del país.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter