Blog del Narco

Toño Peña: El hombre que hizo caer a Yarrington

- 10:12:00
La justicia americana comprobó que Antonio Peña Argüelles, fue el enlace entre los líderes de una organización criminal y políticos de Tamaulipas, entre ellos el exgobernador Tomás Yarrington.

Peña Argüelles ya había sido detenido e investigado en México en 2008, pero quedó libre y se convirtió en un testigo protegido de la Procuraduría General de la República (PGR).

En febrero de 2012, las autoridades federales de los Estados Unidos arrestaron a Peña Argüelles en la ciudad de San Antonio, esto, meses después de que su hermano fuera asesinado en Nuevo Laredo. Junto al cuerpo había una manta en la que se acusaba a Antonio de supuestamente haber robado cinco millones de dólares a Los Zetas.

Días después de su arresto, se dio a conocer una acusación interpuesta por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, en inglés) en una Corte de Texas que afirma que Antonio Peña Argüelles recibió el 29 de noviembre de 2011 un mensaje de Miguel Ángel Treviño Morales, “El Z-40”, que decía:

“Su hermano [Alfonso] ha estado diciendo que usted y Tomás Yarrington, junto con [Jorge Eduardo] Costilla [líder del cártel del Golfo], asesinaron al candidato a Gobernador Rodolfo Torre Cantú porque afectaba al negocio de la construcción y estaba patrocinado/protegido”.

Los fiscales estadounidenses también comprobaron que Peña Argüelles era un intermediario entre el líder de los “Z”, Miguel Treviño Morales y Tomás Yarrington Ruvalcaba, arrestado el pasado domingo en Italia, y quien está acusado en Brownsville por crimen organizado, narcotráfico y delitos financieros. También se le acusa de invertir ganancias de los carteles mexicanos del Golfo y los Zetas en Estados Unidos.

La DEA aseguró en ese entonces que Antonio Peña se reunió en 2008 con Yarrington en una casa que este último rentó en San Antonio. Ahí discutieron un pleito financiero que existía con Treviño Morales.


Yarrington fue Alcalde de Matamoros (1993-1995), Gobernador en Tamaulipas (1999-2004) y precandidato del PRI a la Presidencia de la República. En agosto de 2012, un juez federal giró una orden de aprehensión contra el ex Gobernador tamaulipeco.

Al será presentado ante la Corte Federal, Antonio Peña se enfrentó a un máximo de 20 años de prisión. Sin embargo, al aceptar colaborar con la justicia, fue sentenciado a dos años y medio de prisión.

Como parte del arreglo, Peña Arguelles sería testigo clave contra Yarrington, a quien las autoridades de EU acusaron de haber recibido millonarios sobornos de los carteles de los Zetas y del Golfo, conspirara para lavar dinero, abrir cuentas en bancos estadounidenses con fondos ilícitos y tráfico de cocaína.

Como parte del acuerdo alcanzado, Peña Arguelles acordó regresar al gobierno de Estados Unidos su residencia en San Antonio, cuatro casas en Laredo, $4.2 millones de dólares en una cuenta de inversiones, casi $600,000 dólares en cuentas en el Falcon International Bank, una camioneta Land Rover y un pick up Ford F-150.

Peña Argüelles pidió la retención de $1.75 millones de dólares que el gobierno quiere que ceda. Los fondos provienen de la venta de empresas petroleras pequeñas en Texas, según informó en ese momento el diario San Antonio Express News.

Peña salió libre en abril del 2014, y hoy, sigue siendo uno de los principales testigos en el caso que se sigue en contra del exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter