Blog del Narco

"KITAM Y CIMARRON", LA SEDENA MODERNIZARA SU "FLOTA DE VEHICULOS BLINDADOS"

- 8:00:00
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sigue adelante con su plan modernizador y en el arma blindada dio luz verde para iniciar el armado de sus blindados ligeros Kitam y Cimarrón, cuyos prototipos fueron presentados públicamente en el desfile militar del 16 de setiembre de 2014.

Hace una semana la Sedena dio a conocer los detalles de la adjudicación a dos empresas que buscarán el contrato final para entregar el chasis completo que se usarán los Kitam y Cimarrón.

Las empresas escogidas en primera instancia y por adjudicación directa son Universal Motor Geräte de México, S.A. de C.V., que concursó para fabricar el chasis de lo que será el transporte militar Cimarrón, y RRS Defence S.A. de C.V., la cual ganó la licitación para hacer el chasis del blindado ligero Kitam, diseñado por ingenieros militares mexicanos.

Las bases de la licitación y el fallo de la adjudicación indican que el chasis de cada unidad deberá ser entregado a la Sedena el 1° de octubre de este año como fecha límite.

En el caso del Cimarrón (que será un transporte militar blindado y con capacidad para 8 a 10 soldados con equipo completo, más un tripulante), se trata de un proyecto desarrollado con la firma alemana Mercedes Benz, a partir de modificaciones del chasis del transporte militar Unimog U5000.
Los datos técnicos de la Adjudicación Directa AA-0070009997-E119-2017, con clave de requisición FA15-R060/2017, revelan que el Cimarrón será un blindado pesado para transporte de tropas. Tan solo su chasis tendrá un peso de 5.5 toneladas, mientras que su longitud será de 5.95 metros y una distancia de 3.85 metros entre ejes.

En cuanto a su tren motriz, la Sedena exige al fabricante que éste sea de cuatro cilindros, con una capacidad de 4.8 litros de combustible y una potencia de 218 caballos de fuerza.

Las capacidades que la Dirección General de Industria Militar demanda al ganador de la adjudicación directa indican que el chasis del Cimarrón debe tener un tanque para 180 litros de combustible (diesel), con una capacidad de carga en vacío (sin cabina) de 8.3 toneladas y debe soportar una carga de 13.8 toneladas de peso bruto (lo que incluye el blindaje y el personal, equipo y armas a transportar).

El primer atributo (de una lista de 23) que enlista la Sedena como indispensable en el Cimarrón es que su chasis 4×4 tipo U, tenga “travesaños tubulares soldados con refuerzos en el perfil del bastidor y tablero de instrumentos, con capacidad de torsionarse en terrenos irregulares y recuperar su estado original, para aplicación en el vehículo”.

También se exigen frenos de motor en dos etapas, frenos de disco en las cuatro ruedas, transmisión automática/estándar con ocho cambios al frente y seis en reversa con electronic quick reverse integrado y cambios electromagnéticos y asientos con cinturones de seguridad de tres puntos. Además, deberá tener sistemas sellados a prueba de agua, aire acondicionado y frenado de estacionamiento accionado por aire de alta presión.

La adjudicación para el Cimarrón establece que una vez entregado el vehículo se le someterá a “una prueba de recorrido en la pista de pruebas, ubicada en las instalaciones de la Ensambladora Militar (Campo Militar No. 1-F, Santa Fe, Ciudad de México), durante 2 (dos) horas y /o 40m kilómetros, a satisfacción del área usuaria”.

Kitam, punta de lanza

Este vehículo blindado fue concebido y diseñado no solo para abastecer a las tropas de infantería y grupos de fuerzas especiales para llevar a cabo operaciones de alto impacto en zonas urbanas, preferentemente, y rurales.
La idea del alto vas más allá y tiene como objetivo avanzar en la evolución de la Industria Militar mexicana a través de la producción de equipo propio, diseñado y armado en el país para abatir gradualmente la dependencia tecnológica hacia el extranjero.

El Kitam (jabalí, en maya) forma parte de los proyectos que van hacia ese objetivo y en los que se incluye la producción inicial de al menos 100 blindados medianos DN-XI y decenas de blindados ligeros Kitam y Cimarrón, sistemas de tiro a control remoto (SARAF-BALAM) y aviones entrenadores, entre otros equipos, sistemas y armamento mayor.

Tan solo en el proyecto para obtener el primer prototipo del Kitam se invirtieron 10 millones de pesos. El vehículo fue presentado en el desfile militar del 16 de septiembre de 2014, fecha en la que sustituyó al Hummvee en el que tradicionalmente los presidentes y sus secretarios de Defensa y Marina salían de Palacio Nacional, recorrían parte de la explanada de la Plaza de la Constitución para el pase de lista de las tropas.

El vehículo Cimarrón ha formado parta de todas las exposiciones La Gran Fuerza de México, montada por la Sedena en distintos puntos del país en forma itinerante.

El Kitam es un blindado ligero, basado en el chasis de la camioneta Dodge Ram 3500/5500, y según las especificaciones de la Sedena para e proveedor, esta unidad tendrá una longitud de 5.2  metros, un ancho de 2.38 metros y una distancia entre ejes de 3.09 metros.

La Adjudicación Directa AA-007000997-E116-2017, con número de requisición FA15-RO59/2017, indica cual es el objetivo de la licitación: “Chasis modificadoV8 turbo diesel, con componentes modificados de suspensión trasera y delantera, dirección y adaptación a una sola rodada, para aplicación en el vehículo Bitam”.

La Ficha Técnica tiene la clave FET (H) FA-15-VYET-004 VER.01 11/FEB/2017, y la cantidad de bienes solicitados a la empresa RRS Defence S.A. de C.V., es de una pieza.

La fecha límite para entregar el producto es, igual que en el Cimarrón, el 1° de octubre de este año. De hecho, la Sedena debió haber recibido toda la documentación técnica y de ambas empresas (RRS Defence y Universal Motor Geräte de México) el pasado 19 de abril a las 11:00 horas.

La notificación de la adjudicación se hará de manera oficial el 4 de mayo, para que el 19 de ese mes, si no surgen inconvenientes, se firmen los contratos para la fabricación de los chasises licitados.

Los gastos generados por ambas licitaciones serán pagados “con recursos del Fideicomiso Público de Administración y Pago de Equipo Militar”, señala la adjudicación para el chasis del Bitam.

Los documentos de la Sedena estás firmados por el General José Ricardo Bárcena Rosiles, Director General de la Industria Militar, y por el Teniente Coronel de Caballería, Juan Antonio Maldonado Castañeda.

Por parte de la Ensambladora Militar firman el Coronel Ingeniero Industrial y Jefe de Ensambladora Militar, Luis Martín Rodríguez Verdín, el Capitán Primero Encargado de Ingeniería, Ismael Miranda Rubio, y el Capitán Primero, Subdirector Heliodoro Hernández García.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter