Blog del Narco

Los DAMASO y su alianza con el CJNG para secuestrar y ejecutar a los Chapitos en el restaurante “La Leche” sin el consentimiento de "EL MENCHO"

- 18:15:00
DÁMASO, ARTÍFICE DEL SECUESTRO DE LOS HIJOS DEL CHAPO

La noche en que los “chapitos” celebraban un cumpleaños en Puerto Vallarta, Jalisco, solo un selecto grupo de personas tenían conocimiento que la celebración tendría lugar en el exclusivo restaurante “La Leche”. Uno de estos personajes fue “El Mini Lic”,  quien es hijo del  “Licenciado Dámaso” el cual fue invitado previamente a departir con los “menores”  y  que por “¿extrañas?” circunstancias nunca llegó. 

“ALIANZA Y TRAICIÓN”

Días atrás, el “Mini Lic” habia sido enviado por su padre al “Humo” (mote por el que se le conoce a la Ciudad de México) donde se reunió con José Gil Caro, alias el “Jogil” , Alfredo Beltrán Guzmán, alias el “El Mochomito” y Sajid Quintero, para planear la manera más conveniente de eliminar a los “hijos del chapo” sin crear un conflicto dentro del cártel.

Según reportes de inteligencia, tanto el “Jogil” como el Sajid tienen su residencia en la ciudad de Guadalajara y algunos nexos con miembros del cártel de Jalisco (CJNG), asi que éstos no dudaron en aprovechar esta relación para involucrarlos de cierta manera y así lograr deshacerse de los hijos del “Chapo” sin siquiera meter las manos. Total, quienes se encargarían del trabajo sucio serían los antiguos socios y ahora rivales del “Chapo” y ni el “Jogil” ni los “Beltrán” mucho menos los “Damasos” (supuestos amigos, socios y compadres del Chapo) serían sospechosos del secuestro y posterior ejecución de los “chapitos”.

Así fueron acomodando las piezas y armando un plan prácticamente perfecto.

El “Jogil” y el Sajid tenían el contacto con los de la plaza.

El “Mini Lic” Sabía el lugar y hora exacta donde se encontrarian sus víctimas, además tenía conocimiento que en Puerto Vallarta, al ser territorio enemigo, los chapitos irían desarmados y sin escoltas para poder pasar desapercibidos, vamos, como cualquier turista de ese puerto.

Todo encajaba a la perfección.

“OBJETIVO FINAL: EL MAYO”

Según el Fiscal General del Estado de Jalisco, Eduardo Almaguer, fue el CJNG quien estuvo detrás del secuestro de los chapitos y 6 personas más aquella madrugada en el restaurante “La Leche”, pero los más recientes informes de la DEA indican que si bien, los encargados de realizar el levanton fueron efectivamente miembros del cártel de Jalisco, éstos realizaron el trabajo sin el consentimiento de su líder “El Mencho”, motivo por el cual derivó en su posterior liberación.

Si tomamos en cuenta éste informe de inteligencia, así como las acciones tomadas por el “Jogil”, el Sajid Quintero, “Los Dámasos” y el “Mochomito” podemos llegar a la conclusión sobre quienes son los verdaderos autores del secuestro en cuestión. 

De todos estos “ilustres” personajes el “Lic. Dámaso” es quien tendría el mayor beneficio al quitar a los vástagos del “Chapo” de en medio. Así tendría el control total del cártel y solo el “Mayo” Zambada como obstaculo para lograr su objetivo.

El punto culminante de su estratégico plan contra el “Mayo” sería la consecuente guerra entre éste y el poderoso “Mencho” derivada por la hipotética ejecución de los “chapitos”, calentando la plaza y poniendo presión mediática sobre Zambada, así las fuerzas federales se encargarian de darle la estocada final al detenerlo o abatirlo.

Como todos sabemos, las cosas no salieron como “Dámaso” lo esperaba.

“20 CENTAVOS”

Por ahí dicen las malas lenguas que ésta no es la primera traición del “Lic. Dámaso”. Se dice entre los que saben del narcotráfico que fue él precisamente quien por medio de un mensajero envió un sobre sellado con el PIN de la blackberry personal del “Chapo” a los agentes de la DEA apostados en  Culiacán, mismos que posteriormente encabezaron el operativo de la Marina Armada de México para detenerlo en los Mochis, Sin.

Meses de inteligencia y millones de dólares gastados por las fuerzas federales y solo bastó una hoja de papel bond de escasos 20 centavos para acabar con el hombre más buscado del mundo.

El “Chapo” fue su primer objetivo. Los Chapitos serían la segunda pieza a eliminar. Al no lograrlo en Puerto Vallarta decidió hacer su segundo movimiento y casi logra llevarse el premio gordo. La tarde del sábado 4 de febrero, con engaños logró reunir a todos los huevos en una misma canasta. Intentaría ejecutarlos junto al “Mayo” Zambada
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter