Blog del Narco

EL H2 y su poder en Nayarit y Sinaloa

- 12:23:00
Le amputan un brazo a los Beltrán

Juan Francisco Patrón Sánchez, alias el H2 o el Chico, era originario de La Noria, municipio de Mazatlán. Eso dice una ficha policiaca a la que se tuvo acceso.

Murió la noche del jueves pasado cuando elementos de la Marina les dispararon y a sus sicarios en el fraccionamiento Lindavista, de Tepic. Junto a él cayeron otros siete… y cuatro más de las mismas células, en otro enfrentamiento, también con elementos de la Armada de México, pero éste cerca del aeropuerto.

De acuerdo con informes policiacos, el Chico Patrón inició su carrera delictiva con Santiago Lizárraga Ibarra, el Chaguín, también abatido en Nayarit en el 2010.

El Chaguín era jefe de plaza en Mazatlán hasta finales del 2009 para Arturo Beltrán Leyva, pero cuando a éste lo matan en Cuernavaca, Joaquín, el Chapo Guzmán, desplaza a los beltranes de Mazatlán y Santiago Lizárraga se refugia en Nayarit. Con él se va el H2, quién toma el poder de la facción Beltrán en Nayarit a partir del 2010.

Al mismo tiempo,  Isidro Meza Flores, el Chapo Isidro, toma el control de la facción de los Beltrán Leyva en el norte de Sinaloa y hacen sociedad con H2. Son ellos quienes le dan batalla al Cártel de Sinaloa, logrando en el 2014 empezar a ganar el terreno perdido en el sur de Sinaloa.

Ese mismo año empiezan a pelear La Paz y Los Cabos, pero a las fuerzas de Dámaso López Núñez. Para eso, según las fuentes consultadas por Ríodoce, reclutaron exjefes de plazas que servían para los Guzmán Loera, como René Bastidas y Concepción Martínez Velarde, el Choneca.

El H2 controlaba la parte norte de Nayarit, altamente productiva de goma de opio, lo que le daba gran cantidad de dinero; también producía metanfetamina, con lo que ganó más poder. Según la información, misma que ya había sido expuesta por autoridades locales el año pasado, este grupo hizo alianza con el Cártel de Jalisco Nueva Generación, liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho.

Al morir, Juan Francisco Patrón mantenía células en Mazatlán y había estado ganando colonias en el puerto, con fuerte despliegue en El Habal, en El Rosario, Matatán, y en la zona serrana donde se ubica la presa Picachos.

La noche del fin

La gente se empezó a informar a través de las redes sociales, lo cual parece ya algo normal.

Un video se empezó a hacer viral. Es de noche y se observa la silueta de un helicóptero desde el cual se desprenden luces que reflejan disparos, al tiempo que se escuchan voces de admiración de las personas que están grabando.

Era un artillado de la Marina y se sabría en unos momentos más que habían “cazado” a uno de los líderes del narcotráfico en Tepic.

Pasadas las ocho de la noche, la propia Marina emitió un twit lapidario: “Hoy en un enfrentamiento entre delincuentes y fuerzas federales, fue abatido Juan Francisco N. con 7 cómplices más”.

Al día siguiente la Secretaría de Marina hizo público un comunicado en el que informa que durante un intercambio de disparos entre Fuerzas Federales y presuntos infractores de la ley, falleció probable imputado identificado como Juan Francisco Patrón Sánchez, alías el H2 o el Chico, líder del Cártel de los Beltrán Leyva, junto con siete cómplices en la colonia Lindavista de la ciudad de Tepic, Nayarit.

El enfrentamiento se originó tras el seguimiento coordinado de Fuerzas Federales a presuntos infractores de la ley, en inmediaciones de la colonia Lindavista, el cual derivó en una agresión directa con armas de alto poder de los presuntos infractores contra las Fuerzas Federales que los perseguían.

Dice el comunicado que, “con base en el Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común de las tres Fuerzas Armadas, y con el fin de disminuir el nivel de la agresión y reducir el peligro de bajas de civiles y fuerzas federales, éstas repelieron la agresión con apoyo de disparos disuasivos desde un helicóptero.

“Esta acción permitió que las Fuerzas Federales en tierra controlaran la agresión, resultando que en dicha acción fallecieran ocho presuntos infractores de la ley, entre ellos Juan Francisco “N”, quien era cabeza de una organización delictiva que opera en todo el país, específicamente en el estado de Nayarit. En el lugar se encontraron diversas armas largas y cortas, así como un lanza granadas.

Posteriormente, los elementos de las fuerzas federales, detalló la Marina, efectuaban recorridos de vigilancia cuando fueron atacados de nuevo en las inmediaciones del aeropuerto de esa ciudad, “resultando cuatro presuntos infractores fallecidos, mismos que pertenecían al mismo grupo delincuencial”.

En continuidad de las acciones de apoyo a la autoridad civil, efectuando recorridos de vigilancia, las Fuerzas Federales repelieron una segunda agresión en las inmediaciones del aeropuerto de esa ciudad, resultando cuatro presuntos infractores fallecidos que pertenecían al mismo grupo delincuencial.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter