Blog del Narco

Al "Monkey" Ántrax los Marinos le quemaron los pies y asfixiaron ahora CNDH emite recomendación a la SEMAR

- 15:04:00
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación a la Secretaría de Marina por cateo ilegal, detención arbitraria, retención ilegal y tortura durante la detención del Monkey Ántrax y golpear a su hijo de 13 años.

José Miguel Arano Montaño, miembro de la célula Los Ántrax, fue detenido el 14 de noviembre de 2014, en la colonia Adolfo Ruiz Cortinez.

La CNDH determinó que los agentes de la Marina cometieron violaciones a los derechos humanos del Monkey.

La Comisión estableció que los marinos lo golpearon, quemaron los pies y asifixiaron; y su hijo fue golpeado.

De acuerdo con el organismo, José Miguel se encontraba en casa junto con su esposa y sus dos hijos de 7 y 3 años de edad, cuando irrumpieron elementos navales, tras derribar la puerta.

Los marinos lo golpearon en varias partes del cuerpo y le preguntaban dónde estaban los demás; y a uno de sus hijos lo golpearon con un arma.

De la casa los agentes se llevaron celulares, aparatos eléctricos, relojes, alhajas, la mochila de uno de los niños y 10 mil pesos.

Al Monkey lo sacaron de la casa con las manos atadas y vendado lo subieron a uno de sus vehículos, para llevarlo a varias casas en distintos puntos de la ciudad y le preguntaban de quien eran.

En el trayecto lo tiraron al piso y le colocaron una bolsa en la cabeza, lo golpearon con palos y le quemaron y arrancaron la piel de los pies.

Horas después fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación.

Mediante el Protocolo de Estambul se determinó que había sido torturado durante la detención.

Las quemaduras de primer grado que presentaba en los pies, fueron provocadas por electricidad y las de segundo grado por exposición directa al calor.

Según los peritos, le colocaron vendas y toallas en el abdomen para amortiguar los golpes y que no dejaran lesiones externas visibles, pero provocaron lesiones musculares y nerviosas.

La Semar aseguró que el Monkey fue detenido en flagrancia, cuando circulaba en un vehículo en posesión de armas de fuego, pero la CNDH determinó que no ocurrió así.

El organismo defensor de derechos humanos acreditó que el arresto ocurrió en el domicilio del Monkey, al que los marinos ingresaron sin orden de cateo.

La CNDH recomendó a la Secretaría de Marina repare el daño con atención médica y sicológica al Monkey, su esposa e hijos.

Además pide colabore con la Procuraduría General de la República en la integración de la averiguación previa que se inició contra los elementos navales por tortura.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter