Blog del Narco

REVIENTAN "BODEGA ZETA" y les INCAUTAN "LANZAGRANADAS" RUSO en COAHUILA

- 9:24:00
El cartel mexicano conocido como Los Zetas ha estado almacenando granadas propulsadas por cohetes de la era soviética, armaduras, rifles de asalto y municiones en esta ciudad fronteriza.

El descubrimiento fue realizado después de que una unidad especial de la policía estatal tuviera un choque frontal con los cárteles y acumulo información sobre un negocio que se utilizaba para almacenar armas, segunreveló la información proporcionada a Breitbart Texas por las autoridades de Coahuila.

Después de su investigación y después de recibir informacion anónima sobre un camión con hombres armados llegando al negocio, los investigadores obtuvieron una orden de registro y miembros de Fuerza Coahuila allanaron un depósito de basura local en el barrio Buena Vista de la ciudad. Debido a la operación de alto riesgo, oficiales de la policía federal y el ejército llegaron a la casa para proporcionar respaldo.

Las autoridades no pudieron localizar a los pistoleros, pero encontraron cinco, granadas propulsadas por cohetes de la era soviética, un lanzador, 15 chalecos tácticos con placas de metal a prueba de balas, rifles de asalto, varias revistas de munición cargadas, 19 paquetes de marihuana y una camioneta sin placas.

La facción Cártel Del Noreste de Los Zetas continúa siendo una organización criminal dominante en Coahuila. Esa facción de Los Zetas está peleando con otra conocida como Los Zetas Vieja Escuela por el control de las lucrativas rutas de tráfico de drogas en este estado, así como Tamaulipas y Nuevo León.

La violenta guerra entre las dos facciones ha provocado secuestros casi diarios, batallas con armas, decapitaciones, desmembraciones y otras sangrientas ejecuciones. Ambas facciones han utilizado previamente los RPG no sólo en sus peleas, sino también para menazarse mutuamente a través de varios mensajes , informó Breitbart Texas.

El cártel de Los Zetas es también la organización criminal responsable del secuestro, asesinato e incineración de más de 300 víctimas, entre ellas mujeres y niños de las comunidades rurales de Allende y Cinco Manantiales . 

Entre 2011 y 2013, cuando ocurrieron los asesinatos, la mitad de las víctimas fueron llevadas a la prisión estatal de Piedras Negras, donde pistoleros utilizaban tambores de 55 galones para incinerar los restos humanos. Otros fueron incinerados en los ranchos locales. El caso sigue siendo ampliamente ignorado por los medios de comunicación estadounidense.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter