Blog del Narco

Era pastor de una iglesia, pero se convirtió en sicario cuando mataron a su familia

- 19:43:00
Ciudad Juárez, Chihuahua.- Mauricio Luna Aguilar, alias ‘El Papacho’, quien fue sentenciado a cadena perpetua por el asesinato de tres hombres, entre ellos un estudiante universitario, habla por primera vez de los crímenes que cometió y el motivo por el que se volvió “sicario”.

El hombre de 44 años de edad, es considerado lugarteniente del Cártel de Sinaloa en el Valle, y fue sentenciado por la muerte de los hermanos Elmer y Édgar Iván García Archuleta y su primo Gabriel Gándara Archuleta, aunque la atribuyen la desaparición y muerte de decenas de personas.

La entrevista se desarrolla en el área de locutorios del Cereso número 3 de Ciudad Juárez.
Luna Aguilar habla de la privación ilegal de la libertad y posterior asesinato de Elías y Magdalena Reyes Salazar y de la esposa del primero, Luisa Ornelas Soto.

Todos son familiares de Miguel Ángel Reyes Reyes, alias “El Sapo”, presunto líder del grupo criminal “La Línea”, brazo ejecutor del Cártel de Juárez en los municipios de Guadalupe y Praxedis G. Guerrero, situados al suroriente de Juárez.

El triple asesinato de los integrantes de la familia Reyes Salazar fue el corolario de una serie de venganzas familiares que llevó a la próspera región algodonera del Valle a su más álgido nivel de violencia y que aún es motivo de disputa entre cárteles.

En febrero del 2011, al lado de una camioneta color azul, fueron encontrados los cuerpos apilados de Magdalena, Elías y Luisa, en la carretera Juárez-Porvenir.

La arena encontrada en los cadáveres puso en evidencia que fueron desenterrados.

La familia Reyes Salazar integrada por 10 hijos, 40 sobrinos, nietos y bisnietos fue desarticulada de a poco. Más de 30 de sus miembros están exiliados en Estados Unidos y otros viven lejos del Valle. Todos atribuyen a “El Papacho” la tragedia de sus vidas.

Pero “El Papacho”, desde la cárcel, culpa a Miguel Ángel de su tragedia: “por él estoy aquí, porque él mató a mi familia”.

“El Papacho” asegura que los Reyes Salazar estaban involucrados en actividades ilícitas que nunca fueron investigadas por la protección oficial que gozó Miguel Ángel Reyes Reyes, hijo de la exregidora del PRD, Josefina Reyes Salazar, quien también fue asesinada.
“Esas familias pedían cuotas, secuestraban. Miguel Ángel le sacó los ojos a una niña de cinco años, mataron a mi familia, ¿cómo cree que yo no iba a parar todo eso?”.

“Ellos dicen que son activistas y se agarran de eso, pero nadie dice lo que hicieron ellos a muchas familias, entre ellas la mía”, insiste “El Papacho”.

De pastor cristiano a sicario

Mauricio Luna Aguilar dijo que era uno de los pastores de la iglesia cristiana Sol de Justicia en el municipio de Guadalupe, pero que dejó la religión cuando mataron a su sobrino recién nacido, a su hermano Gastón y a su cuñada, quienes también eran pastores de la iglesia.

Era pastor de una iglesia, pero se convirtió en sicario cuando mataron a su familia

El archivo periodístico refiere que Gastón Luna Aguilar, de 37 años de edad, e Iris Marlene Hernández, de 42 años, fueron localizados muertos junto con su bebé en diciembre del 2010 en el Kilómetro 14 de la carretera a Casas Grandes, cerca del Cerro del Caballo.

Miguel Ángel y otros integrantes de su familia supuestamente exigieron el pago de cuotas a los hermanos Luna Aguilar. Gastón se negó y fue despojado de una camioneta van con juguetes, ropa y alimentos que repartía a personas de escasos recursos; luego fue asesinado junto a su familia.

Antes le contó de la amenaza a Mauricio, quien empezaba su negocio de compra-venta de autos usados y también era extorsionado.

“Así empezó todo”, resume.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter