Blog del Narco

Dan tácticas militares a adolescentes sicarios

- 6:46:00
Fungen como escoltas del narco, halcones , pistoleros o jefes de plaza; cárteles de la droga los reclutan en 8 estados de la República, dice estudio.

En el Estado de México, Veracruz, Michoacán, Baja California, Jalisco, Puebla, Zacatecas y Tabasco, siete organizaciones de los cárteles de la droga enrolan en sus filas a adolescentes para utilizarlos como escoltas, halcones, sicarios o jefes de plaza.

La Familia Michoacana, Los Zetas, Caballeros Templarios, Cártel de Sinaloa, Cártel del Golfo, Los Arellano Félix y el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) son los que utilizan a los menores, revela un estudio realizado por Elena Azaola, investigadora del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), en coordinación con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

El informe especial “Adolescentes: vulnerabilidad y violencia” advierte que algunos de los jóvenes que formaron parte del crimen organizado fueron entrenados por ex policías y ex militares.

Los testimonios de los adolescentes que se encuentran en algún centro de internamiento por diversos delitos, algunos aseguran que fueron capacitados para el manejo de armas, tácticas militares y defensa personal; es decir, estaban bajo un sistema disciplinario castrense, bastante rudo.

Datos del informe mencionan que el año pasado había 13 mil 327 adolescentes sujetos a diversas medidas por haber cometido delitos, de ese total 3 mil 761 se encontraban privados de su libertad. Para la obtención de los resultados se entrevistó a 730 adolescentes que cometieron delitos graves.

Destaca que la mayoría de ellos tuvo problemas en la familia, por ejemplo 62% vivió la separación de sus padres; 60% tuvo un familiar en prisión; 31% abandonaron sus casas por violencia familiar y 22% nunca conoció a su padre.

Esa situación de este sector vulnerable fue aprovechada por las organizaciones criminales para hacerlos partícipes de sus filas a cambio de pagos económicos que van de los 5 mil a los 30 mil pesos a la quincena.

Detalla que la mitad de los adolescentes entrevistados continuaban viviendo con su madre antes de ser detenidos, mientras que sólo 28% seguían viviendo con su padre; asimismo 50% dejaron de vivir con su padre cuando tenían entre uno y 15 años de edad.

El estudio da un paso decisivo al contexto familiar en el que se desenvuelvan, especialmente durante la infancia; otro de los factores que también tiene un peso muy importante para el informe como antecedente de la conducta delictiva de los adolescentes, es la deserción escolar, señala.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter