Blog del Narco

Olegario Cháidez, el adiós a un mafioso de la vieja guardia

- 9:19:00
Olegario Cháidez Villarreal fue un viejo capo oriundo del poblado el Destierro, Durango sus inicios en la mafia tuvieron lugar en los años ochentas cuando el negocio del narcotráfico comenzó a despuntar cultivando plantíos de amapola y mariguana en la sierra del triángulo Dorado.

Fuentes extraoficiales aseguran que era compadre y socio de Ismael “El Mayo” Zambada y fue tal su cercanía que lo acompañó hasta en su velorio para darle el último adiós. Se crió de niño con Javier y Manuel Torres Félix.

Olegario era una verdadera pesadilla para los policías y enemigos que lo persiguieron. No sólo porque durante más de cuatro décadas esquivó todo intento de captura y atentados. Sin embargo fue arrestado tras un enfrentamiento y estuvo preso unos años en un penal de Tamaulipas.

Tras su paso por prisión regresó inmerso en una tranquilidad a dirigir los negocios de la mafia tradicional. Se manejó con tal impunidad bajo la sombra y siempre manteniendo un “bajo perfil”, pues además de sus actividades delictivas tenía negocios lícitos.

Su familia y él actualmente era el propietario del conocido tequila conocido como Chacaleño, que en su etiqueta lleva impreso su apellido “Cháidez Generaciones”, mismo que promocionaba en bares de la farándula buchona en Culiacán y la asociación del lienzo charro, donde fue asesinado.

El impacto de la muerte del mafioso, que nació en la extrema pobreza en una vivienda humilde en el Destierro, ha tenido tales repercusiones ya que lejos de verlo como un líder despiadado y sanguinario, Olegario era considerado un dios místico.

Este sujeto “alcanzó el éxito económico” con la actividad del tráfico de drogas, pero su crecimiento iba acompañado, según lugareños de su pueblo natal, de justicia e igualdad, que le significó el respeto para el capo por muchos años.

“La vrd cuando mire la noticia no lo podía creer. Él siempre ayudó a kien lo necesitaba. Se le recordará siempre en esos caminos y veredas Chacala y todos sus ranchos aledaños estamos de luto. E.P.D Sr Olegario Ch”, lamenta una mujer en la red social.

La fiesta que terminó en velorio

Fuentes cercanas a la familia relataron que Olegario tenía unos días de haber llegado a Culiacán a un festejo familiar, la celebración se realizaría el día que fue acribillado a balazos por un comando.

Sus hijas recibieron la noticia del asesinato de su padre cuando venían en camino a Culiacán. Incluso una de ellas que se  apersonó a identificar el cadáver a las instalaciones del Semefo y a declarar ante el ministerio público iba con vestimenta para el festejo, informó la fuente.

Asociación del Lienzo Charro

Olegario fue asesinado al salir de la Asociación del Lienzo Charro en Culiacán, intentaba abordar su camioneta Ford Raptor, color gris, algunos testigos dicen que intentó correr para ponerse a salvo, sin embargo la ráfaga del AR-15 lo alcanzó quedando sin vida mirando al cielo. Su camisa blanca manga larga se tiño de inmediato de sangre.

De inmediato llegaron al lugar decenas de patrullas pues fue a unos cuántos metros de las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal donde los pistoleros perpetraron el atentado. De hecho a la escena del crimen arribó el comandante  Jesús Carrasco.

Las exequias de Olegario fueron un escenario donde era considerado un Dios que ayudaba a su pueblo, su muerte estuvo llena de simbolismos que lejos de considerarse plena de excesos, fue parte de un ritual de respeto a un narcotraficante.

Los conjuntos norteños, el alcohol y caballos bailadores fueron parte de su despedida, las personas presentes mientras fue sepultado hablaban de su admiración por su posibilidad de ascensión social, por el respeto que se ganó e infundió en la comunidad, por su capacidad de seducción y de identificación hacia los jóvenes.

Dice Chaidez Villareal, Olegario un buen amigo 
fácil es hallar amigos, muy difícil conservar
es la escuela de la vida, la que me ha enseñado

más ha habido muchos tropiezos, dice Chaidez Villareal

Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter