Blog del Narco

“Levantan” a 4 jóvenes más en velorio de evangelizadores asesinados

- 19:09:00
LA RUANA, Mich.- Cuatro jóvenes (dos hombres y dos mujeres) fueron “levantados” anoche tras asistir al velorio de Wilivaldo Hernández, Jesús Ayala Aguilar, Adán Valencia y Jesús López Urbina, quienes formaban parte del grupo evangelizador Arcoíris y localizados sin vida ayer con signos de violencia sobre la carretera Apatzingán-Buenavista, en el tramo que va hacia la comunidad de San Juan de Los Plátanos.

El asesinato de los jóvenes religiosos fue confirmado a través de las redes sociales y en un mensaje del sacerdote José Luis Segura.

Segura Barragán, expárroco de La Ruana y ahora de La Presa de los Olivos, en Apatzingán, dijo que los cuatro jóvenes fueron vistos por última vez el sábado pasado, afuera de la parroquia.

A través de las redes sociales, como Valor por Michoacán y Guerrilleras Michoacanas, entre otras, los cuatro cuerpos de los evangelizadores fueron identificados como los de un grupo de jóvenes que desaparecieron el sábado anterior en la localidad Felipe Carrillo Puerto, La Ruana, municipio de Buenavista.

Uno de los cuatro jóvenes localizados sin vida y con huellas de tortura en la carretera Apatzingán-Buena Vista formó parte de las autodefensas comandadas por Hipólito Mora Chávez.

“Son los jóvenes desaparecidos desde la noche del pasado sábado, que fue denunciado por el sacerdote José Luis Segura Barragán”, se alertó en las redes.

“A través de su cuenta personal de Facebook, el cura denunció la presunta desaparición de los jóvenes, quienes aseguró fueron vistos por última vez a las 22:30 horas del sábado, frente al templo parroquial de La Ruana.

Los cuerpos sin vida, los cuales estaban semidesnudos y presentaban huellas de tortura e impactos de bala, fueron localizados el martes 4 en un camino de terracería a 200 metros de la carretera Apatzingán-Buenavista, en las inmediaciones de la localidad San Juan de los Plátanos.

El sacerdote Segura difundió el siguiente mensaje, en el que se denuncia el nuevo hecho de violencia vinculado con el caso de los jóvenes religiosos masacrados:

“Oiga ayuda por favor, anoche se llevaron a mi muchacha y a su amiga con dos muchachos más, son cuatro jóvenes desaparecidos. Fueron al velorio de los muchachos asesinados; ya no regresaron por favor oiga vengan a La Ruana, ayúdenos a que pare esta matazón, saquen esa gente asesina de aquí. Mire lo último que me dijo mi niña fue lo de la Tacoma roja qua anda aquí, me dijo que es la que levantó a los muertitos, dicen que fueron a lavarla a un lavado y traía mucha sangre, y después se fue para el velorio y no regresaron, tampoco su amiga ni los otros muchachos; fuimos su casa pero los están buscando también”.

Al respecto, el fundador y líder de las autodefensas de La Ruana, Hipólito Mora, responsabilizó a Luis Antonio Torres, El Americano y al grupo delincuencial que supuestamente dirige, denominado H-3, por el secuestro y asesinato de los jóvenes.

Detalló además que uno de los jóvenes, Jesús Ayala Aguilar, se acababa de dar de baja de las autodefensas para seguir en su grupo religioso. Además, comentó que el joven perdió a su padre, también autodefensa, en una balacera en diciembre de 2014 contra el grupo de El Americano, en la cual también murió un hijo de Hipólita Mora.

El secuestro y asesinato de los religiosos ha causado conmoción en La Ruana, ya que se identificaba a los jóvenes como “calmados, tranquilos y sin vicios”.

El cura José Luis Segura comentó a la cadena Univisión de los riesgos de vivir en esa zona y que constantemente él era amenazado por el crimen organizado, quienes hasta con canciones iban afuera de la parroquia a intimidarlo, y por ello se le reubicó a la ciudad de Apatzingán, a la capilla de Presa del Rosario.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter