Blog del Narco

Mujeres en BC, víctimas de la barbarie

- 12:34:00
Según la Comisión Estatal de Derechos Humanos, los homicidios de Gabriela, Cynthia y Desteny deben investigarse como feminicidios por sus características, sin embargo, para las autoridades aún no es una línea de investigación. Sobre los intentos de privación ilegal de la libertad que jovencitas han narrado en redes sociales, hay por lo menos dos denuncias formales. Van 67 mujeres asesinadas en lo que va de 2016, y aun así, el gobernador del Estado, Francisco Vega de Lamadrid, refiere que los casos son “hechos aislados”

Cuando los padres de Gabriela (17 años) salen por la mañana a trabajar o cuando regresan a su casa después de sus largas jornadas como albañil y empleada de limpieza en una maquiladora, pasan por el camino cercano al lugar donde su hija fue abandonada sin vida.
Transitar por ahí para ellos es inevitable, porque por más accidentada -y en tiempos de lluvia, lodosa- que sea la pendiente, no existe otro acceso para la colonia El Chicote, Delegación Sánchez Taboada, más que ese, que inicia en una banqueta para automóviles y peatones por igual.

Ahí fue donde Rufina y Julio pudieron criar una familia, rezagados en una loma con caminos que hicieron las llantas de los carros, sin servicios, y con la electricidad apenas suficiente para que ese asentamiento no desaparezca de noche. Un contraste con Residencial Barcelona, fraccionamiento que se levantó a un lado.

La rutina de Gabriela, como la de toda su familia, estaba limitada por la pobreza. Por eso, aunque terminó de forma regular la primaria y la secundaria, su paso por la preparatoria se complicó y tuvo que buscar otra alternativa: una escuela semipresencial de dos horas al día por 100 pesos semanales, y un trabajo cercano a su casa que terminaba diariamente a las nueve de la noche. Evitaba actividades escolares fuera del horario que le impidieran trabajar, y hacía posible que por las noches, al final de su jornada laboral, sus padres pudieran ir por ella.

“Ella nunca andaba sola más que en las mañanas”, insisten su hermana Inés y su madre.

La hora de Gabriela eran las nueve de la mañana. Salía de su casa para ir a la escuela aproximadamente dos horas después de la partida de sus padres y sus hermanos, trabajadores de maquila y la construcción.

Por eso sus familiares dicen que la menor salió a esa hora el miércoles 14 de septiembre y que caminó por el sendero que saca de la colonia, a unos metros de donde el viernes 16 fue encontrada, donde hoy están los restos del cordón que delimitó el área para las investigaciones periciales y un ramo de flores en su memoria, que de a poco toman un tono gris.

Según información que dio a conocer Miguel Ángel Guerrero, coordinador de la Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada en Tijuana, de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Gabriela fue golpeada y amarrada de las muñecas a un chamizal, fue estrangulada y con indicios de abuso sexual. Estaba desnuda, al lado una mochila con cuadernos y cambios de ropa, y afuera un uniforme escolar, aunque su madre y hermana alegan que no había código de vestimenta en su escuela.

El funcionario mencionó que existe la posibilidad que haya sido penetrada muerta, pues aunque tenía semen en la entrepierna, no había marcas de penetración, mismas que son menos evidentes cuando sucede con el cuerpo sin vida. La otra posibilidad es que el agresor haya eyaculado sobre ella.

También informó que ahí se encontró un oso de peluche vestido con prendas femeninas, que en la parte inferior tenía un hoyo, como simulando una vagina.

“La madre de la menor nos dice que nunca faltaba, pero encontramos una mochila con cambios de ropa, no se presentó a la escuela, no se había presentado a trabajar. Entonces estamos aclarando unas situaciones en la escuela, en el lugar de trabajo, y si los hechos ocurrieron cuando ella sale de su casa”, expresó el funcionario.

Por la zona y la manera en que se las autoridades han observado el caso, se sospecha que el responsable es una persona que vive cerca, y que padece de algún tipo de trastorno mental.

EL JUEVES 15 DE SEPTIEMBRE ASESINARON A CYNTHIA

Cynthia Patricia Calderón Verduzco fue sorprendida por su asesino mientras dormía en su casa, dentro del fraccionamiento Villa del Campo de la delegación La Presa Este la mañana del jueves 15 de septiembre. Su madre salió como todos los días a las 6:30 de la mañana a trabajar, y ella no tenía obligación de levantarse temprano porque acababa de renunciar a su empleo en una fábrica.

La persona que entró a la vivienda tenía llave o algún otro modo de ingresar sin forzar la puerta, sostiene su madre Arcelia Verduzco, pues las mismas autoridades ministeriales así se lo explicaron.

La noche previa, Cynthia dejó un cuchillo encima de la jaula de su conejo, que utilizó para picar el alimento del animal, y que horas después el asesino tomó para clavárselo en el cuerpo hasta quitarle la vida.

“Ella se levantó de la cama, porque ella luchó. Cuando a mí me dijeron ‘su hija no fue violada, pero sí se ensañaron con ella’, yo me pregunté, bueno, ¿en qué forma se ensañaron con ella? Cuando me entregan el cadáver yo abrí el ataúd para quitarle un labial que le pusieron y que no me gustó. Yo no le miraba moretes, solo dos cuchillazos que le dieron en la cara, entonces le destapo desesperada sus manos y las tenía cortadas”.

Cynthia entraría a la Facultad de Derecho en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) en enero del próximo año.

De acuerdo a lo que la PGJE ha informado a la familia, hay sospechosos.

LAS ESTADOUNIDENSES DESTENY Y DESTINY

El asesinato de Desteny y la desaparición de Destiny, son otros casos que se han agregado a la violencia contra las mujeres durante estas semanas, y que por sus nombres, incluso se confundieron.

Miguel Ángel Guerrero aclaró que Desteny Memory Hernández, originaria de San Diego, California, de 18 años de edad, es la jovencita que se encontró muerta por impactos de bala en la cara y el cuerpo en unos campos de béisbol sobre la Vía Rápida Poniente el jueves 8 de septiembre, después de haber sido reportada como desaparecida.

El funcionario comentó que de acuerdo a la declaración de su madre, ella y una pareja que tenía, habían sido detenidas por autoridades estadounidenses al tratar de ingresar droga al vecino país, por lo que la línea de investigación son sus probables nexos con el narcomenudeo.

En días previos, Desteny había intercambiado mensajes vía WhatsApp con una de sus amigas, a la que le dijo que estaba en el bar Le Conteiner, acompañada de algunos hombres.

Por otro lado, la Unidad Estatal Investigadora de Búsqueda de Personas No Localizadas investiga el paradero de Destiny Angélica Alegría, quien tiene 22 años de edad y es nacida en Las Vegas, Nevada.

Según información de la PGJE, Destiny, adicta a las drogas, escapó del centro de rehabilitación en que la internó su madre en Tijuana desde el 17 de mayo de este año, desde entonces se desconoce su paradero.

CARACTERÍSTICAS DE FEMINICIDIO: CEDH

Los hechos y sus características, deben provocar cuestionamientos sobre si se hace lo suficiente para erradicar la violencia contra las mujeres, adolescentes y las niñas, aporta la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Melba Olvera, pues los crímenes narrados deberían investigarse y juzgarse como feminicidios.

Recordó que el Artículo 129 del Código Penal de Baja California, establece siete elementos para que el asesinato de una mujer entre en el tipo penal, entre ellos, que haya existido entre el agresor y la victima relación de parentesco, concubinato, noviazgo, amistad, de subordinación o superioridad; que la víctima presente signos de violencia sexual, que se le hayan infligido lesiones infamantes, degradantes o mutilaciones, que el cuerpo haya sido expuesto o arrojado en un lugar público, entre otros.

Con fundamento en una recomendación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (554/2013), desde octubre de 2015, la CEDH exhortó oficialmente al Gobierno del Estado de Baja California para que la totalidad de las muertes violentas de mujeres se investiguen con una perspectiva de violencia contra la mujer y se determine si existieron o no razones de género en el crimen.

“Tiene el objetivo visibilizar la forma extrema de violencia que viven las mujeres, que nos lleva a analizar otros formas de violencia que hay alrededor, y dentro de esta petición al gobierno también está que se utilicen los protocolos (en la materia)”, como el de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Olvera agregó que en los últimos meses, personal del Poder Judicial y de la PGJE ha sido capacitado para la investigación con perspectiva de género.

NO SE ESTÁN INVESTIGANDO COMO FEMINICIDIOS AÚN: PGJE

Sobre el tema, el coordinador de la Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada en Tijuana, Miguel Ángel Guerrero, dijo en contraste que hasta el momento ninguno de los crímenes narrados se está averiguando desde la perspectiva del feminicidio.

“El Código (Penal) tú lo vas a encuadrar dependiendo la conducta y la probable responsabilidad y los elementos de prueba que tengas, tú no puedes decir ahorita porque una mujer aparezca muerta en la calle, que es un feminicidio; es un homicidio”.

El Código Penal menciona que uno de los supuestos para que se considere feminicidio es precisamente que el cuerpo se encuentre en un lugar público.

“A final de cuentas la investigación se sigue en la unidad de Homicidios, al final de cuentas cuando el fiscal, de los elementos de prueba que hay o en el transcurso de la investigación se desprende que encuadra en el delito de feminicidio, obviamente hay métodos especiales para llevar a cabo de la investigación, y al final de cuentas se puede vincular a la personas por el feminicidio, si así considera el fiscal que se acredita”, mencionó Guerrero, agregando que aun así, si el juez considera que no hay elementos, puede desecharlo.

“Sí hay que encaminarlos a una línea, pero al final de cuentas la importancia es cómo vas a vincular ante un juez, y tiene mucho que ver que se lo acredites a un juez para que pueda abrir un proceso por feminicidio”.

2016: 67 HOMICIDIOS DE MUJERES

En lo que va del año se han registrado 67 homicidios de mujeres en Tijuana, precisó Guerrero, la mayoría, más de 50, tenían relación con la venta de droga. Sin embargo, al cierre de esta edición de ZETA no se pudo conocer cuántos han sido investigados como feminicidios.

Datos proporcionados por la CEDH refieren que ya se rebasó la cifra que alcanzó la violencia en 2008, cuando fueron asesinadas 64 mujeres. Además, la Comisión aportó que en 2015, de los 37 asesinatos ocurridos, cinco fueron catalogados como feminicidios. Hasta mayo de 2016 de este año, la cuenta iba solo en tres.

FALTA DE CAPACITACIÓN

Meritxell Calderón, de Red Iberoamericana Pro Derechos Humanos, una de las organizaciones que solicitó la alerta de género en Baja California el año pasado, expuso que la forma en que se han expresado las autoridades con relación a los crímenes de mujeres o narraciones públicas de intentos de privación, dejan ver su falta de capacitación.

Apuntó que el Gobierno del Estado sabe que el fenómeno está sucediendo y que por ello aceptaron las 14 recomendaciones del Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres -con las que se frenó la alerta de género-, las cuales dijo, se han cumplido de manera parcial.

“Lo que estamos viendo es que algunos protocolos no se están aplicando en su totalidad y que no existen las recomendaciones para que se pueda decir que se está dando adecuada atención a las víctimas de violencia”.

Destacó que falta el diseño de una base de datos donde se reúnan los casos de violencia familiar, contra las mujeres y feminicidios, así como la capacitación de las policías para atender los hechos de violencia de género.

“Con este tipo de información es con la que se puede saber qué tan grave es la situación y hacia dónde se está caminando. El tema de la base de datos no solo le corresponde al Gobierno del Estado, también hay una gran parte que el Gobierno Federal no realiza y que es precisamente el banco nacional de violencia contra las mujeres o el banco nacional de datos vigente y funcionando”, declaró.

POR LO MENOS DOS DENUNCIAS POR PRIVACIÓN

En las últimas semanas, y al conocerse los casos de jovencitas muertas y desaparecidas, decenas de narraciones de mujeres jóvenes contando intentos de privaciones de la libertad circularon en Facebook: diferentes tipos de automóviles en los que hombres las acechan e intentan subirlas.

Este Semanario logró hacer contacto con dos de esas chicas -que ya presentaron denuncias ante la PGJE-, cuyos nombres reales no se revelan por seguridad. Después de sus publicaciones, recibieron burlas, las acusaron de mentirosas y de querer llamar la atención.

ejecutadainternacionalcarritomandado5Sofía contó que tomó un taxi en el Calimax ubicado frente al Estadio Caliente, con rumbo a Playas de Rosarito, pero kilómetros después el chofer le alegó que ese no era su destino y la dejó a la altura del fraccionamiento Santa Fe.

En la gasolinera que está en el área de la plaza comercial La Pajarita, ve que un sujeto baja de un carro blanco de cuatro puertas; lo describe como moreno, “no muy alto” y con barba. Narra que la carga e intenta meterla al carro, pero cuando un conductor hace sonar el claxon, el agresor la avienta al bulevar y se va.

Los policías que atendieron el llamado la llevaron a la delegación, donde un amigo pasó por ella. Denunció por privación ilegal en grado de tentativa el martes 20 de septiembre en el Ministerio Público de Playas de Rosarito, donde le indicaron que darían continuidad y revisarían si existe relación con otros casos.

“Hay varias chicas que me han mandado mensaje, me han dicho que les ha pasado, me mandan historias de lo que les ocurrió, pero creo que ninguna ha denunciado. Las autoridades sí saben lo que está ocurriendo pero no veo mucho interés, tal vez es porque no denuncian. Cuando me ayudaron en Santa Fe me dijeron que siempre pasa lo mismo y que nunca hacen nada”.

El de Teresa es un caso similar, pero cuando denunció, solo se abrió una investigación por lesiones. Le ocurrió en el Bulevar Paseo de los Héroes, a unas calles de Plaza Río, adonde iba a trabajar y que asegura, no encontraba.

Ella habla de un carro color hueso en el que iban dos hombres, ambos encapuchados y con guantes. Cuando uno de ellos, que describe como alto, hizo por subirla al carro, se dio cuenta que traían un arma en el portavasos, forcejeó y logró huir.

“El que iba manejando le dijo ‘vámonos, esta morra no vale madre´”, comenta Teresa, quien el mismo día acudió a poner su denuncia.

El martes 20 de septiembre, el coordinador de la Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada, Miguel Ángel Guerrero, declaró: “Cuando se mencionan casos que no han sido denunciados, para nosotros eso crea una sicosis y con casos que no existen. Si en vez de subir a las redes sociales, sí, lo podemos hacer, pero primero hay que denunciar ante la autoridad para saber realmente de qué estamos hablando. Es totalmente falso, no tenemos ningún indicio, ningún reporte, ninguna denuncia, ninguna sospecha o video, de un carro blanco que esté realizando tales conductas”.

LA RESPUESTA DEL GOBERNADOR

Cuestionado el jueves 22 de septiembre sobre los reiterados crímenes contra mujeres, el gobernador del Estado, Francisco Vega de Lamadrid, solo destacó que no hay un vínculo entre ellos.

“Lo que ha ocurrido han sido hechos aislados y cada hecho tiene su muy particular razón, pero no hay ninguna coincidencia, no se relaciona absolutamente nada en este momento que nos pudiera dar la sospecha de que esté sucediendo”, en referencia a las publicaciones de jóvenes en la ciudad.

Cuando se le informó que ya hay casos denunciados, dijo: “No digo que no haya casos, sí los hay, lo que yo niego es que haya una relación entre los casos, en que una persona en una camioneta blanca, eso no está, no existe”.

Tijuana: mujeres encuentran muerte violenta

Del primero de enero al 21 de septiembre de 2016, la jornada de muerte que vive Tijuana en medio de la impunidad, ha cobrado la vida de 67 mujeres -10.7 por ciento del total de homicidios-, 25 de ellas han sido asesinadas en medio de crímenes familiares o violencia intrafamiliar

Apenas el martes 20 de septiembre el reporte de muertes violentas incluyó la localización del cuerpo de una mujer, semidesnudo, maniatado con cinta gris, envuelto en una bolsa negra para basura, encima una lona, después cobijas y tirado en el interior de un carrito de mandado; fue dejado a un costado del edificio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Zona Centro de Tijuana, de acuerdo con el parte informativo, en Avenida García, entre Calle Gallo y Calle Miguel Ángel Cárdenas.

El o sus homicidas la asfixiaron hasta quitarle la vida, la Policía aún no informa si fue violada. En la espalda tenía un tatuaje, una muerte con una hoz en la mano. Autoridades la identifican como una mujer que consumía heroína, pepenaba basura y deambulaba por la Zona Norte, fue detenida en repetidas ocasiones por la Policía Municipal y remitida a la cárcel pública; sin embargo, no tienen su nombre porque dadas sus pésimas condiciones de vida, ni ella lo sabía, así que la aprehendían y liberaban. Su único antecedente era la foto y algunos apodos.

Los asesinos dejaron en el mismo carrito una cartulina con el siguiente mensaje con letras mayúsculas, buena caligrafía y sin faltas de ortografía. “ESTO LES VA A PASAR A TODA LA GENTE MUGROSA. MANGUERAS. Y TRABAJADORES QUE ANDEN CON SU TURBO. ATT “LA CAFETERA”.

El Consejo Estatal de Seguridad tiene identificado a Leonardo Peña Peralta como “El Turbo”, quien funcionó como asesino a sueldo entre 2007 y 2011 para los dos grupos en pugna, el de Fernando Sánchez “El Ingeniero” y el de Eduardo García Simental “El Teo”. A partir de 2011 lo ubicaron en el Cártel de Sinaloa en la Zona Norte, encabezando varios ataques armados en 2014. “Pero no significa que el contenido del mensaje sea real, la mataron no por ser integrante o trabajadora de un cártel, lo hicieron porque era una víctima fácil”, agregaron los investigadores.

Otra mujer asesinada fue localizada al día siguiente, el reporte lo recibió la autoridad pasadas las siete de la mañana del 21 de septiembre, en una zona de terracería paralela a la calle Afrodita en la colonia Sánchez Taboada, también semidesnuda, atada de pies y manos, en este caso con cables, que también rodeaban su cuello. Le colocaron una cobija encima y le prendieron fuego, el cual alcanzó a calcinar el 50 por ciento del cadáver.

INVESTIGACIONES Y JUICIOS SIN PERSPECTIVA DE GÉNERO

“En estos casos, la mujer haga lo que haga es una víctima, si se dedica al narcotráfico y está cometiendo un delito y por ese motivo es asesinada, no se le está asesinando de la misma manera en que se mata a un hombre que anda metido en narcotráfico, muchas veces está ligado a este tipo de crímenes la violencia sexual, la tortura previa y la desaparición”, expuso Rebeca Maltos, titular de la Comisión de Equidad y Género en el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California.

“Hay crueldad de por medio. Hay simetría de poder, ellos ejercen control y poder”, remató la consejera.

“Ande vestida como ande vestida, sin importar la zona geográfica o colonia donde ande, que si andaba en El Florido, a las diez de la mañana o en la madrugada, sola o acompañada, no tiene por qué ser asaltada, violada o atacada”, defendió la activista.

Y reclamó que tanto jueces como abogados defensores de oficio y fiscales, no hagan su trabajo con eficiencia: “Buscar que andaba haciendo la víctima. Muchos juzgadores se dejan llevar por esos estereotipos de géneros, cuando el único responsable de la violencia es la persona que la ejerce”

Maltos habló de la impunidad que rodea los asesinatos de mujeres, que provoca que estos crímenes se estén multiplicando, y ejemplificó:

“Hasta ahora solo un hombre ha confesado cometer feminicidio, fue en Mexicali, la sentencia mínima es de 20 a 30 años, pero al jueza Ana María Elías le dio 18 por la confesión. Al día siguiente a un homicida de policía le dieron 30 años, ¿entonces cuánto vale la vida de una mujer? No se considera todavía que los hombres y las mujeres en esta sociedad valemos lo mismo”.

De la falta de atención a la problemática por parte del gobierno, Maltos comentó que pese a que el feminicidio está presente en todos los municipios de Baja California y que la Ley de Acceso obliga a tener un banco de datos estatal donde se reúna información de todos estos casos, el Gobierno del Estado aún no lo tiene.

Además, por tres años el gobierno de Francisco Vega de Lamadrid ha impedido a los organismos que pugnan por la protección de la mujer, participar con propuestas en las mesas del Sistema Estatal para la Prevención, Atención, Sanción y la Erradicación de Violencia, actividad que les permitían en el anterior sexenio.

Durante los tres años el gobernador Vega “… no nos han abierto el espacio, no tenemos interlocución, además, en diciembre solicitamos cita también con el secretario general y tampoco henos tenido respuesta. Olvidan que el principio fundamental de la democracia es el diálogo”, lamentó Rebeca Maltos.

RECURSOS Y PREVENCIÓN DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Respecto a la problemática, el diputado federal por Baja California Jorge Ramos Hernández, presidente de la Comisión de Seguridad, indicó: “Son signos de retroceso real que no deben minimizarse”.

Agregó que en este momento una de sus ocupaciones es que el Gobierno Federal esté haciendo una disminución del 32 por ciento al fondo de violencia hacia la mujer, además de eliminar completamente el fondo de prevención del delito.

“Es ver cómo viene con contrasentido el Gobierno Federal a las necesidades locales. En eso estamos trabajando de la mano con la sociedad, y vamos ir elevando la voz en la medida que se vaya requiriendo”.

Erika Santana, presidenta de la Barra de Abogadas “María Sandoval de Zarco”, explicó que en relación a los crímenes contra mujeres, la labor de este grupo está enfocada en dos vertientes:

Uno. En cuanto al feminicidio, cambiar el tipo penal porque inhibe que se pueda llevar a cabo la persecución de delito por todos los requisitos para que se pueda procesar. “Estamos acercándonos a los diputados de todos los partidos, al Poder Judicial, Gobernación con nuestra propuesta, ahorita tenemos 16 diputados, podemos impulsar la propuesta y necesitamos hacerlo”, detalló.

Dos. La disminución del Fondo Prevención del Delito. “El año pasado fue un 5 por ciento sumados, este año un 24 por ciento y a la segunda ministración no pudo accederse porque no se recibió la primera. Y para 2017 se reduce a cero en la propuesta hacendaria. No podemos ser una ciudad libre de violencia si no se trabaja en la prevención, esto sucedió hace siete días, el Poder Legislativo aún no aprueba, así que nuestra labor está siendo llevar y dejar claras nuestras necesidades con diputados y senadores”. (Rosario Mosso Castro)

Desaparecidas

En Mexicali hay al menos cuatro mujeres desaparecidas, entre éstas una estudiante universitaria de 24 años y una mujer de 79 que se dedicaba a la lectura del café, otra de 37 años, residente del fraccionamiento Santa Mónica y una de 84 años con padecimiento de Alzheimer.

Graciela Ramos Palma, estudiante de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Autónoma de Baja California, desapareció desde el 10 de agosto. Vestía blusa sin mangas rosa y pantalón corto. La joven salió de su domicilio en la colonia Guajardo, donde quedaron todas sus pertenencias, incluido su teléfono celular.

En el caso de Socorro Melgoza Salcedo, de 79 años de edad y residente de la colonia Independencia en Mexicali, sus familiares encontraron su casa hecha un desorden y de acuerdo a sus allegados, acababa de recibir el dinero por la renta de un terreno. Se dedicaba a la lectura del café. No se sabe de su paradero desde el 16 de junio de este año, y dentro de las investigaciones hay varios datos, uno de ellos el que no se hayan localizado las escrituras de los terrenos mencionados.

El 29 de junio desapareció Celia Barajas Mares, de 37 años, residente del fraccionamiento Santa Mónica. Salió de su casa vistiendo ropa casual -camiseta, shorts y sandalias- y no la han vuelto a ver. Es de tez blanca, 1.63 de estatura, robusta y cabello negro ondulado. Tiene un tatuaje de una estrella fugaz en el hombro derecho.

A María Eduarda Amador Torres, de 84 años y residente de la colonia La Estrella, delgada, morena, de 1.56 de estatura, la reportaron como desaparecida hasta que su cuerpo fue encontrado en la colonia Ahumadita, según la Unidad Estatal de Investigación de Búsqueda de Personas.

En lo que va del año, en Mexicali se han interpuesto 427 denuncias por desaparición de personas, hombres y mujeres, de las cuales las autoridades consideran resueltas 376 y 57 siguen en curso de investigación. En la mayoría de los casos se trata de adolescentes. Sergio Haro Cordero

Feminicidio, tipificado en el Estado desde 2015

El jueves 26 de febrero de 2015, en el pleno del Congreso del Estado de Baja California. se votó por unanimidad -16 votos a favor- la aprobación del Dictamen 29 de la Comisión de Justicia en esa XXI Legislatura. El tema tenía que ver con la reforma al Artículo 129 del Código Penal de Baja California, donde se especificaba y puntualizaba la tipificación del delito de feminicidio.

Desde junio de 2012 -con la Legislatura anterior, la XX- se había logrado la tipificación del delito, pero más bien en respuesta a la Ley Federal aprobada por el Senado en abril de ese año, lo que en su momento se consideró un avance.
Esta fue la reforma local de 2012:

Artículo 129. Comete el delito de feminicidio la persona que dolosamente prive de la vida a una o varias mujeres por motivos o razones de género y se le impondrá de 20 a 50 años de prisión, además de una multa de hasta 500 días. Para los efectos del párrafo anterior, se considerarán razones de género, cuando además de que se acredite la manifestación de expresiones de misoginia y desprecio al género femenino realizados por el sujeto activo:

Existan antecedentes de que el sujeto activo ejerció amenazas, acoso, tratos infamantes o cualquier forma de violencia en contra de la víctima; o Al momento de la comisión del delito, el sujeto ejerció violencia sexual en contra de la víctima. 

La propuesta de reforma al Artículo 129 del Código Penal -para clarificar la tipificación- estaba lista desde el 20 de marzo de 2014, pero fue aprobada hasta un año después, en febrero de 2015, quedando de la siguiente manera:

Artículo 129.- FEMINICIDIO: Comete el delito de Feminicidio el que dolosamente prive de la vida a una o varias mujeres por razones de Género. Se considera que existen razones de género, cuando se dé una o más de las siguientes circunstancias:

I.- Haya existido entre el activo y la víctima una relación de parentesco por consanguinidad o afinidad, de matrimonio, concubinato, noviazgo o amistad;

II.- Haya existido entre el activo y la víctima una relación laboral, docente, o cualquier otra que implique confianza, subordinación o superioridad;

III. La víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo;
A la víctima se le hayan infringido lesiones infamantes, degradantes o mutilaciones previa o posterior a la privación de la vida;

Existan antecedentes de amenazas, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima;

El cuerpo de la víctima sea expuesto o arrojado en un lugar público;
VII. La víctima haya sido incomunicada.

A quien cometa el delito de feminicidio se le impondrá una sanción de veinte a cincuenta años de prisión, además de una multa de 200 a 500 días de salario mínimo vigente. Además de las sanciones descritas en el presente artículo, el sujeto activo perderá todos los derechos con relación a la víctima, incluidos los de carácter sucesorio.

En la parte relativa a la responsabilidad de los servidores públicos, se acordó la modificación al Artículo 293 “… XVI.- Cuando el servidor público retarde o entorpezca maliciosamente, la procuración o administración de justicia respecto del tipo penal previsto en el artículo 129 de este código”.

En lo que va de este año han sido asesinadas cinco mujeres en Mexicali

El viernes 8 de abril, vecinos de la colonia Pueblo Nuevo descubrieron un bulto tirado en el callejón Aguascalientes -cerca de la esquina con Salina Cruz- que había sido arrojado por unos tipos que viajaban en la caja de un pick-up. Algunos vecinos se asomaron a la masa envuelta en cobijas y notaron que del envoltorio salían dos pies femeninos. De inmediato dieron aviso a la Policía y agentes municipales alcanzaron a detener, cuadras adelante, al vehículo y la joven que lo manejaba.

En su primera declaración, expuso que un amigo le había pedido apoyo para llevar a tirar un perro muerto. Ante la gravedad del asunto aportó más datos y horas después fue detenido Óscar Antonio Mora Velasco, acusado del crimen. De acuerdo al reporte del Servicio Médico Forense (SEMEFO), la joven mujer, identificada luego como Jesús Lizbeth Alapizco, recibió 26 puñaladas, tenía la tráquea partida con una herida de lado a lado del cuello y otras heridas en tórax y brazos. El detenido -adorador de la Santa Muerte- fue vinculado a proceso en abril de este año, abriéndose un periodo de seis meses para integrar más elementos de prueba en su contra.

Un caso que atrajo la atención de la opinión pública fue el asesinato -tipificado como feminicidio- de Diana Mía Campuzano, una niña de solo cinco años que fue arrojada al Canal Tulichek en Mexicali, en la Zona Suroeste de la ciudad.

La tarde del miércoles 22 de junio, un trabajador que cruzaba por la zona pegada al vado del canal, observó un bulto en la orilla Este. Al acercarse le pareció notar una figura humana en el singular bulto que flotaba en el agua verdosa. Sin pensarlo mucho llamó a las autoridades.

A los cinco minutos un par de agentes de la Dirección de Seguridad Pública se apersonaron en el lugar y posteriormente llegaron agentes de la Policía Ministerial. Con la ayuda de un buzo alcanzaron el envoltorio que estaba atado por un lado a una gran piedra, del otro extremo tenía amarrado con un alambre un depósito de cerámica de los utilizados en el sanitario. Eran dos cobijas pegadas con cinta adhesiva y al abrir el envoltorio descubrieron el cuerpo de una niña sumamente golpeada, le faltaban los dientes frontales y tenía huellas de golpes en la cabeza. Además, había sido abusada sexualmente.

Ante la difusión de la noticia, desde Michoacán familiares de una niña que había sido traída hasta Mexicali por su joven madre -y un hombre, la nueva pareja de ella- contactaron con agentes de la procuraduría bajacaliforniana. No tardaron en dar con la madre de la menor, Diana Esmeralda Herrera Bedoya y su pareja, Efrén Damián Martínez Magaña, quienes fueron detenidos.

La niña fue asesinada la noche del sábado 18 de junio y arrojada al canal la madrugada del miércoles 22, lo que implica que los agresores tuvieron el cadáver de la menor esos cuatro días. Conforme a lo expuesto en la audiencia de valoración de la detención, la niña era maltratada por el padrastro y esa noche la estuvo golpeando. Según el dictamen médico fue sodomizada con un objeto y falleció por traumatismo craneoencefálico.

Diana Esmeralda y Efrén fueron vinculados a proceso por su probable participación en el delito de feminicidio y violación impropia agravada como autor directo, ella por complicidad, y se les fijó un plazo de seis meses para nueva audiencia, el 30 de diciembre de este año.

Fue el jueves 16 de junio cuando el cuerpo de una mujer -en estado de descomposición- se localizó en el interior de un departamento en la colonia Nueva, en Arista y Calle F. La mujer fue identificada como Lourdes Hernández, trabajadora doméstica. Vivía con su pareja -a quienes los vecinos caracterizaron como violento-, que a la fecha no ha sido localizado.

El sábado 27 de agosto fue encontrado en el panteón Jardín Descanso -en la salida a San Felipe- el cuerpo de una mujer junto a una de las tumbas. Vestía de negro y presentaba golpes, sobresalía la huella de una mordedura y de estrangulamiento. En ese caso no hay detenido.

En el poblado Los Algodones -en el Valle de Mexicali-, el 9 de septiembre, una mujer de 76 años fue asesinada por su propio hijo, quien la apuñaló en varias ocasiones, al parecer bajo el efecto de las drogas. Esto sucedió en el domicilio de ambos, en la calle C entre 7 y 8. Ramiro fue detenido, acusado del homicidio y presentado ante el juez por su posible responsabilidad en el delito de homicidio agravado por razón de parentesco.

Oficialmente, en Mexicali se registraron 16 homicidios de mujeres durante 2015 e igual número en 2014, 19 en 2013 y 20 en 2012. De 2008 a 2015 se tienen registrados 103 asesinatos de mujeres en la capital del Estado.

En la entidad, en ese mismo lapso de tiempo (2008-2015) suman 593 los homicidios de mujeres, 425 de éstos registrados en Tijuana, 103 en Mexicali, 49 en Ensenada y 16 en Tecate.

“¿Que está haciendo el gobierno en esa parte?”, cuestiona Carlos Martínez, del Consejo por la Diversidad Sexual en Mexicali, “ciertamente que no se quiere nombrar como feminicidio o alerta de género, sí nos llama la atención lo que está pasando en la ciudad y sobre todo el cómo atender los temas”.

Refiere los casos en años anteriores de al menos siete trabajadoras sexuales, tres de ellas descuartizadas, las otras cuatro arrojadas a los canales de la periferia y en los últimos meses, el caso de la niña de cinco años, o en 2015, la adolescente asesinada y ultrajada por su vecino, adulto.

“Creo que hay una descomposición social tremenda, creo que estamos perdiendo los valores como sociedad”, comenta Martínez para agregar que cada vez son más alarmantes los casos de madres solteras, cada vez más jóvenes y sin sustento económico. Recuerda una investigación en un fraccionamiento de interés social donde un joven de 16 años ha embarazado a cuatro, cinco jovencitas de su edad y en la misma colonia.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter