Blog del Narco

El CJNG cumple amenazas en Tijuana sigue ejecutando a Policías

- 8:19:00
De nuevo, criminales atacan a balazos a un agente, y por segunda ocasión en el mes, amenazan de muerte a miembros de las corporaciones de seguridad. Autoridades insisten en desconocer las causas de los ataques y, pese al cambio de estrategia en el tema de seguridad, los asesinatos continúan y los cabecillas de las mafias siguen operando impunemente en la zona. Consejo Estatal de Seguridad anuncia que va por 82 líderes de las mafias locales

Alrededor de las 9:30 pm del martes 13 de septiembre, en la delegación La Mesa de Tijuana, un policía municipal con asignación de escolta, fue herido a balazos con dos armas, ambas inmiscuidas en otros hechos criminales.

Los ataques a los uniformados continuaron la noche del miércoles 14, cuando delincuentes intentaron colgar en un puente de la ciudad una manta en la que amenazaron al comandante y jefe del oficial lesionado un día antes.
El mensaje fue el siguiente:

“Sigues tu HUGO MUNGUIA 03 de la policía municipal punto. Esto por rata, extorsionador y secuestrador. Sigue apollando a los que no deben apollar como a tu escolta Ivan Cervantes rata, secuestrador eso les seguirá pasando a los que anden haciendo sus pendejadas y metiendo se donde no deben… atte. SUS VICTIMAS”.

El primer informe fue que esta narcomanta, acompañada de dos coronas fúnebres, pretendía ser colocada sobre el puente peatonal del Bulevar Benítez, frente al Infonavit La Mesa y el swap meet conocido como “Las Carpas”.

Todo esto sucedió después que la semana pasada, miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) amenazaron con asesinar a supervisores de la Policía Estatal Preventiva, y que elementos de los cuerpos de seguridad de Estados Unidos detectaron la afrenta y pusieran en alerta al Consejo Estatal de Seguridad de Baja California.

Aquel martes 6 de septiembre que se conoció de la amenaza del CJNG, se manejó información que la advertencia criminal incluía a agentes municipales y ministeriales. Los del municipio fueron los primeros en refutar, sin embargo, reconocieron estar en alerta “para apoyar a la PEP, de ser necesario”. Mientras los de la Procuraduría sí manifestaron preocupación por intimidaciones recibidas después de haber llamado a declarar a testigos en algunos expedientes de homicidios.

Escolta baleado

Pero la alerta ordenada a los municipales de poco sirvió.

A las nueve de la noche del martes 13 de septiembre, tres víctimas de homicidio ya habían sido localizadas en distintos puntos de Tijuana, cuando el agente Édgar Iván Cervantes Franko desmontó servicio y se dirigió a su casa. “Acababa de salir de trabajar”, confirmaron en la corporación; su jefe, a quien escolta, el comandante Munguía, vive en 

Del por qué se le permitía llevar la unidad patrulla a su casa o qué tipo de armas portaba al ser atacado, ni la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, ni la Procuraduría estatal que lleva el caso, han informado

Lo que se sabe, que a las 9:45 pm del Centro de Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo (C4) recibió el reporte que en la Privada Garabato, Calle San Pedro, esquina con San Pablo, Fraccionamiento Colinas de la Presa en Tijuana, un policía había sido lesionado.

En el lugar de los hechos estaba la unidad patrulla con los vidrios quebrados y el cofre con evidencias de los balazos recibidos.

Una primer llamada de testigos indicaba que en la mencionada dirección, sujetos a bordo de un auto Honda color negro, “realizaron detonaciones de arma de fuego en contra de un agente de la Policía Municipal que solicita apoyo por frecuencia de radio, y tiene impactos de arma de fuego en tórax y se trasladó a la Cruz Roja”.

Un segundo reporte de novedad indicó: “… el 022 de apellido Cervantes se transportaba a bordo de un Honda rojo y tenía varios impactos de bala en el pecho”, describieron las placas del auto del particular que apoyó para llevarlo al hospital para ser atendido, y que fue interceptado por una unidad de la Cruz Roja.

Minutos después se pudo saber que se trataba del agente Édgar Iván Cervantes Franko, quien ingresó a la corporación en 2007 y actualmente se desempeñaba como escolta del 03, Hugo Alberto Munguía Bustamante, quien está dentro de la corporación desde 2006 y es la pareja de Patricia Sida, ex directora de la Policía de Tijuana y actual comandante de la Unidad Especializada en Investigación Criminal (UEIC).

Pistolas recicladas

Pese a que fue diagnosticado como “estable”, Cervantes Franko no había declarado ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) respecto a la balacera o sus atacantes.

Los avances en la carpeta del atentado, clasificada como Incidente 2931581/2016, carpeta 0204-2014, están concentrados en el resultado pericial de los indicios balísticos, donde se inscribe que las dos pistolas usadas en el intento de homicidio ya habían sido empleadas en otros ataques.

En el caso de los diez casquillos percutidos de la pistola calibre 40, el arma está relacionada con cuatro investigaciones iniciadas en el presente mes:

1 de septiembre. Ese día se reportaron tres muertos, solo uno con esta arma. El cadáver fue localizado en la calle Mar Rojo de la colonia Camino Verde; el hombre presentaba varias heridas en la cabeza.

8 de septiembre. Día en que el arma fue usada para cometer dos homicidios: uno en la calle Josefa Ortiz de Domínguez y María Herrera, Colonia Mariano Matamoros Norte; y el segundo en el callejón Hidalgo de la colonia Niños Héroes.

10 de septiembre. El cuerpo de un hombre de 28 años asesinado con varias heridas de bala en cabeza y brazo. Fue levantado de la calle Estadio Sur lateral, del edificio 6 del fraccionamiento Los Potros; la víctima fue identificada como Miguel Ángel león Ramos

En cuanto a los ocho casquillos percutidos del arma calibre 9 milímetros, el trabajo pericial determinó que la pistola se había usado también en dos ataques perpetrados en julio, otro en agosto y uno más en septiembre de este año:

20 de julio. En Avenida García y Rey Khan, Colonia Los Reyes, se reportó una balacera, los testigos hablaron de un hombre lesionado, pero las autoridades no lo localizaron, solo levantaron las balas del lugar.

28 de julio. En la calle Silvestre Revueltas y Gustavo Campa de la colonia Nueva Tijuana, Módulo III, acribillaron a Luis Francisco Gutiérrez “El Bubu” de un tiro en el pecho y varios en el lado derecho del cuerpo; a un lado del cadáver dejaron un mensaje refiriendo pleitos por la venta de droga en la zona.

19 de agosto. Vecinos vieron llegar un automóvil sedán gris a una casa usada como picadero en la calle Abundio Martínez de Otay Universidad, después escucharon balazos, vieron la huida del carro y a un hombre salir herido.

12 de septiembre. Otra víctima baleada en Calle Alamar Norte y Callejón Palmas de la colonia Campestre Murúa.

Dos del mismo grupo

Al interior de la corporación las opiniones se dividen.

En la tropa recuerdan que en 2013, Cervantes Franko ya había tenido señalamientos por abuso de autoridad. Aquí algunas de las reflexiones recogidas:

* “En la Policía supimos que el Comandante Munguía y su gente detuvieron a un narcomenudista y lo anduvieron paseando mucho tiempo, y como no traía nada, terminaron sembrándole droga para consignarlo. Igual y viene por ahí”.
* “No es la primera vez que los delincuentes dicen que el Comandante y su gente los ‘levantan’”.

Sin embargo, los jefes tienen una versión diferente. El alcalde Jorge Astiazarán lo defendió, dijo que el agente cuenta con expediente limpio como miembro de la corporación.

Hugo Alberto Munguía Bustamante

Al ser cuestionado sobre el móvil del atentado, el primer edil hizo énfasis en que la responsabilidad de determinarlo corresponde al Ministerio Público, no obstante, destacó que en los casi tres años que lleva su gobierno, siete elementos han sido víctimas de ataque: “Seguiremos atacando el crimen en toda la sociedad, no vamos a bajar la guardia”.

Uno de los jefes policiacos manifestó: “Nosotros los tenemos como muchachos limpios, no les hemos sabido nada, pero ya van dos (policías asesinados este año) del mismo grupo, así que tendremos que revisar más a fondo de qué se trata, porque en el otro caso, la línea de investigación señalaba una situación pasional”.

El uniformado se refería a Carlos Calderón Gutiérrez, quién fue escolta de varios funcionarios, entre ellos de Patricia Sida Wilkes, jefa de la UEIC, asesinado la noche del 16 de julio sobre el Bulevar Benítez y Calle Paseo de los Taxistas, a la altura del Infonavit La Mesa. En este caso, la PGJE se inclinó por el móvil pasional, dado que la actual pareja de su ex mujer, era líder de vendedores de droga al menudeo en una zona de Tijuana.

En aquella ocasión fue el encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, José Luis López Medina, quien declaró sobre el policía fallecido: “(Era) Un joven de 13 años de servicio, con un expediente limpio, no tiene detenciones relevantes, ni ahorita ni hace algunos años, escolta casi siempre”.

En el caso de la manta que contiene la amenaza contra el Comandante Munguía, los involucrados señalaron que les llama la atención que el mensaje tuviera comas y puntos. “Creemos que puede ser algo interno”, policías molestos con el mando.

— ¿También el ataque contra Cervantes?.

“Eso no, estamos revisando si no andaban tronando tienditas (de droga) sin reportar”
Y del cambio de estrategia…

En este contexto de homicidios y amenazas, Gilberto Fimbres, Humberto Jaramillo, Jesús Alberto Sandoval Franco y otros representantes empresariales y de asociaciones civiles, han levantado la voz. Entrevistados por representantes de la prensa para hablar de los esfuerzos individuales de cada corporación que se vuelven inútiles ante la ausencia de coordinación, reclaman la ausencia de un Mando Único y la impunidad por la falta de efectividad en la impartición de justicia.

Mientras los titulares de las distintas corporaciones siguen participando reunión tras reunión en las mesas de trabajo ordenadas por el Presidente Enrique Peña Nieto, tras 15 días de trabajo no han reportado grandes avances.

Daniel de la Rosa, secretario de Seguridad Pública estatal, respalda lo que llamó “trabajo coordinado”, y explicó que en las mesas de trabajo las corporaciones presentaron los organigramas criminales que tenían y de todos, juntos definieron 85 objetivos prioritarios que incluyen cabecillas y lugartenientes criminales de todas las mafias con presencia en Baja California.

Admitió que de los 85, solo el 10 por ciento tiene órdenes de aprehensión, pero el planteamiento es ubicar a los criminales y darles seguimiento para sorprenderlos en flagrancia delictiva.

Por ejemplo, en la nueva estrategia a la PEP le corresponde vigilar la Zona Centro de Tijuana, y a la Secretaría Marina, rastrear a los más buscados en Ensenada. La PGJE, la Policía Ministerial y la Policía Federal también tienen asignadas zonas en todo el Estado. Mientras la SEDENA quedó a cargo de las Bases de Operaciones Mixtas (BOM).

En este punto, los resultados siguen pendientes. De la Rosa refirió avances por considerar que por ejemplo en Zona Norte y Zona Centro, el número de homicidios ha sido menor. Sin embargo, las evidencias muestran que en el resto de la ciudad de Tijuana y los municipios, los asesinatos siguen ocurriendo.

Descuartizadores

El 12 de agosto de 2016, las autoridades fueron notificadas del asesinato de un joven en una casa de la Zona Norte; destacaba el hecho de que lo habían matado a quemarropa, un tiro en la cabeza y otro en el pecho.

Lo identificaron de manera inmediata porque era uno de sus objetivos, se trataba de Brayan Julián Zataráin “El Boys”, quien presumía ser miembro del Cártel Arellano Félix y sus cómplices capturados lo señalaban como responsable de los cadáveres descuartizados atribuidos al CAF.

De acuerdo con información en poder de las áreas de inteligencia, lo asesinó su gente; el día del homicidio, habían estado en el entierro de un miembro de la célula delictiva acribillado, estaban en la casa acomodados en círculo, en unas sillas, platicando y bebiendo alcohol; uno de sus acompañantes sacó una pistola y lo asesinó.

Durante el mes previo a su muerte, gente del CAF y operadores del Cártel de Sinaloa, representados por runo, hermano de Luis Martínez Hernández “El Secre”, ya le habían puesto precio a su cabeza.

Sin embargo, murió y los cuerpos desmembrados siguieron apareciendo. Actualmente, la mayoría de los cadáveres cercenados son dejados con cartulinas llenas de amenazas y firmadas con la frase “Fierro Metal”, que las autoridades identifican con Víctor Hugo Mejía López “El Griego”, de quien aseguran se trasladó a Sinaloa, tras ser identificado.

De las víctimas comentó un investigador de la Procuraduría del Estado: “Los amputan después que los matan, como una estrategia que les funciona para generar terror en sus enemigos y entre la sociedad. La mayoría de los cuerpos desmembrados han sido identificados, y se trata de narcomenudistas, estas células están sacrificando a los últimos en su escala empresarial”.

Esta semana, la procuraduría identificó a dos de los tres hombres encontrados desmembrados en un puente peatonal de Tijuana el 3 de septiembre: eran Lamberto Zazueta Martínez, Carlos Fajardo Saucedo y el tercero, un delincuente menor del que no se dio su nombre para proteger la investigación, pero aclararon, no se trata de ningún jefe criminal relevante.

Después José María González, subprocurador de Investigaciones Especiales, comentó que en ese caso de triple desmembramiento, ni siquiera se trató de integrantes de grupos delictivos: “Levantaron a indigentes, al señor que lavaba los carros en la cuadra por unos pesos”.

De los avances en los casos de victima mutiladas, se solicitó información a la PGJE al respecto, respondieron que prácticamente todas las víctimas están identificadas, pero en el último año, el único caso en el que se tiene identificado a un presunto responsable es en el del cuerpo localizado en una maleta el 29 de diciembre de 2015 en el estacionamiento de la tienda Elektra en Calle Miguel F. Martínez de la Zona Centro de Tijuana. Sin embargo se negaron a proporcionar mayores datos, “pero está avanzado para judicializar”.

La noche del jueves 15 de septiembre de 2016, restos humanos mutilados fueron tirados en las calles de Tijuana otra vez, en el cruce de las calles Piscis y Escultores en la colonia Reacomodo Sánchez Taboada; de nuevo los acompañaron de una cartulina en la que se leía que se trata de un pleito por el territorio criminal, en el que el Cártel de Sinaloa se dice dueño de la delegación Sánchez Taboada bajo la firma “Fierro y Metal”.

Ejecutado en Río Allamar

46 ejecutados en septiembre; 593 en 2016

En los primeros 15 días de septiembre -tiempo que lleva ejecutándose la nueva estrategia- han sido asesinadas 46 personas.

Uno de los últimos hechos delictivos se reportó la tarde del jueves 15. La central de emergencias recibió información que en el interior de un domicilio ubicado sobre la calle del Olmo y Cerezo, Colonia Villa del Campo Residencial 2, se encontraba el cuerpo sin vida de una mujer. Tenía una lesión en el cuello.

El martes 13, tres personas fueron asesinadas en distintos hechos. El primero indicaba que  en una vivienda ubicada en el callejón Santos Degollado, en la colonia Niños Héroes, fue asesinada una pareja, después se supo eran hermanos. El hombre identificado como José Guadalupe Soto, de 38 años de edad, fue encontrado con cinta adhesiva en la boca y cables en el cuello. El cuerpo de la mujer, de entre 30 y 35 años de edad, fue localizado en un sillón.

Es mismo día, un hombre perdió la vida tras recibir varios tiros en la cabeza cuando se encontraba en las inmediaciones de la colonia Chilpancingo. Los hechos ocurrieron sobre la calle José María Pino Suárez.

El lunes 12, alrededor de las 8:30 am se encontró el cuerpo de una mujer sobre un camino de terracería en la colonia Azteca. El cadáver estaba a escasos metros de una comandancia de Policía. Una fuente refirió que la víctima, de aproximadamente 25 años de edad, estaba atada de pies y manos y sobre su cabeza una bolsa de color negro. También tenía dos heridas punzocortantes, y al parecer fue estrangulada.

Más tarde, a las 5:20 pm, un hombre fue ultimado en la vía pública a la altura de la colonia Campestre Murúa, justo en el entronque del Gato Bronco y Vía Rápida Alamar.

Horas después, sobre el Bulevar 2000 y a la altura del Rancho Casián, estaba el cadáver de un joven de aproximadamente 14 años de edad. Presentaba al menos tres impactos de bala en manos, brazo y rostro.

Posteriormente, a las 11:30 pm se informó de la ejecución a balazos de un hombre de 40 años de edad, al interior de su domicilio en la colonia Niños Héroes, específicamente en la calle Batalla de Angostura. En la escena del crimen había más de una decena de casquillos percutidos calibre 223, fueron recuperados.

El sábado 10 se informó que sobre la calle Baja California esquina con Isla Parra en la colonia Camino Verde, un hombre fue ejecutado a bordo de un vehículo Chevrolet color negro. Tenía una lesión por arma de fuego en el brazo.

El domingo 11, aproximadamente a las 7:45 am, un hombre de entre 20 y 25 años se localizó con huellas de violencia por estrangulamiento, en un barranco sobre el Bulevar Rosas Magallón, Colonia Cañada Verde.

En lo que va de 2016, la cifra oficial de asesinatos violentos en Tijuana es de 593 cadáveres.
La investigación del asesinato de “Beto” Cervantes

Que a la muerte de Alberto Cervantes, líder de la agrupación Explosión Norteña, le haya antecedido un “levantón”, es algo que la Subprocuraduría de Justicia de Playas de Rosarito ha descartado. Además, de acuerdo con la procuradora Patricia Ortega, con descripciones hechas por testigos y otros elementos más, es posible trazar “cierto rumbo”, un caso que no es aislado y que se relaciona con información de otros delitos en Tijuana.

Pero hay datos relevantes que el Ministerio Público aún no tiene en su poder, por ejemplo, el informe del Banco de Balística que especifique si el arma 38 Súper ha sido utilizada en otros crímenes.

Además, aunque la información dicta que previo a la ejecución solo se dio un forcejeo, cuando fue encontrado, el cuerpo de “El Beto” tenía alrededor de 28 lesiones, entre raspones y rasgaduras en la piel, una herida de bala en la región izquierda del cuello y un proyectil en el tórax.

“No podemos exponer una determinada línea de investigación, lo que le puedo decir es que sí se han entrevistado varios testigos, únicamente podemos comentar que el señor no fue bajado de la unidad, sino que iba caminando de la calle”, refiere la subprocuradora de Zona Rosarito de la Procuraduría de Baja California.

La mañana del jueves 1 de septiembre, el cantante y escritor de narcocorridos salió de un domicilio de la colonia Constitución de Rosarito, en la calle Michoacán, y como si lo estuvieran esperando, de inmediato una camioneta Chevrolet Suburban dorada se le emparejó. Según testigos, en el auto viajaban de una a dos personas, y fue el conductor quien bajó y golpeó al músico, forcejearon y se escucharon los disparos, pese a que solo se encontró un cartucho en el lugar.

El o los responsables avanzaron algunos metros hacia el sur sobre la calle Michoacán y dieron vuelta en “U” para llegar nuevamente hasta donde el cuerpo abatido de Cervantes, se pararon un instante y huyeron. Todo indica que el occiso transitaba pie tierra hacia su casa en aquel municipio.

Autoridades y servicios médicos lo encontraron sin vida, vestido con shorts y camiseta a medio torso, sin teléfono celular, pero con cartera e identificaciones; heridas y raspones en diversas partes del cuerpo y una mancha de sangre que se alejaba de su cabeza, específicamente del cuello.

El reporte del Servicio Médico Forense (SEMEFO) determinó que se desangró, la vena yugular estaba lacerada.

Su viuda no ha aportado información relevante sobre el caso, no mencionó incidentes previos o conflictos. Solo explicó que desde 2007 –un año después de que le dispararan en la colonia Guaycura de Tijuana “por un lío de faldas”- y hasta 2015 estuvo preso y bajo arraigo en varias ocasiones.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) obtuvo de la Unidad Mixta de Inteligencia Regional (UMIR) información sobre tres internamientos en prisión: 2007 en la penitenciaría de Tijuana por delincuencia organizada -fecha en que fue Cervantes arrestado en una comida con Raydel López “El Muletas” -quien logró escapar-; en 2008, en un penal de la Ciudad de México; y en octubre de 2014, también por delincuencia organizada, en el CEFERESO de El Salto, Jalisco.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter