Blog del Narco

Culiacán es la capital nacional de los narco laboratorios

- 7:34:00
Culiacán es la fábrica clandestina de metanfetaminas del país. Datos proporcionados por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) indican que la capital del estado es el municipio donde se concentra la mayor cantidad de narcolaboratorios.

De 2005 a mayo de 2016, en Culiacán localizaron 261 laboratorios clandestinos. Esa cantidad representa el 20 por ciento de los mil 314 hallados en todo el país.

El segundo municipio donde se han encontrado más laboratorios es Apatzingán con 91; seguido de Buena Vista Tomatlán, con 66, ambos en el estado de Michoacán.

Los cárteles instalaron laboratorios en 21 estados, pero la mayoría de ellos se ubican en la costa del Pacífico.

Sinaloa, Michoacán y Jalisco concentraron mil 103 laboratorios en una década, lo que representa el 83 por ciento de los decomisados en todo el país.

En Sinaloa la producción de cristal se concentra en la zona centro de la entidad.

Además de Culiacán, los municipios con más laboratorios son Badiraguato con 32, Mocorito con 26, Cosalá con 22, y Elota con 21.

En 10 años elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional encontraron en la entidad 380 laboratorios.

En el mismo periodo en todo el país decomisaron 22 mil 932 kilos con 633 gramos de cristal, de los cuales 5 mil 967 kilos estaban en Sinaloa.

En cantidad de droga decomisada, el estado solo es superado por Michoacán, donde aseguraron 7 mil 83 kilos de metanfetamina.

Según la información de la Sedena, es en Sinaloa donde los cárteles han innovado estrategias para evitar ser descubiertos por las autoridades.

De ubicarlos en zonas alejadas y entre el monte cubiertos con camuflaje, los mandaron a debajo de la tierra.

Los primeros narcolaboratorios subterráneos localizados en el país fueron en Culiacán y Elota.

El primero fue en 2011 en la sindicatura de Sanalona y era de dos niveles, con elevador y ventilación.

El laboratorio de estructura metálica y de madera, tenía una dimensión de aproximadamente 10 metros de ancho por 12 metros de largo y 10 metros de profundidad.

El mismo año localizaron otro laboratorio debajo de la tierra en el municipio de Elota, pero éste era más sofisticado. El lugar tenía paredes, techo y piso de concreto, sistema con control de iluminación y ductos para ventilación.

Las instalaciones estaban a cuatro metros de profundidad y medía cuatro metros de ancho por 100 metros de largo.

Además en Sinaloa la Sedena encontró el primer laboratorio que contaba con cuarto frío.

La fábrica de drogas estaba ubicada en Cosalá y contaba con un cuarto frio construido sobre un cerro para mantener las sustancias químicas a la temperatura adecuada y obtener cristal de mejor calidad.

El sistema de refrigeración lo echaban a andar con una planta de energía construida con un motor de tráiler.

Laboratorios bajo protección

Para el comandante de la Novena Zona Militar, Rogelio Terán Contreras, el Cártel de Sinaloa controla la mayor parte de la producción de metanfetaminas en el país y ubica sus laboratorios en Sinaloa por ser el área que domina y donde tiene una red de halcones –también conocidos como punteros– que los protegen.

Las fábricas de drogas sintéticas los ponen en Culiacán, señaló, por ser una zona donde pueden conseguir fácilmente insumos.

“Es por la propia área, las cercanías y pues seguramente las facilidades que tiene para esconder; aquí si se ha observado que por ser el área en que domina el Cártel del Pacífico”, dijo.

El año pasado, agregó, “nosotros Novena Zona Militar tuvimos 80 laboratorios y como Región Militar fueron arriba de 100 y ahorita ya llevamos 54”, agregó.

Manifestó que la producción de metanfetaminas empezó en el sur del país en estados como Michoacán y Guanajuato, pero actualmente se concentra en Sinaloa.

Los cárteles, detalló, no solo exportan la droga fuera del país, también envían personas preparadas para fabricarla a otros países.

“Hasta han exportado gente, en algún lugar de África encontraron gente sinaloense produciendo metanfetamina y en otros lugares del mundo creo que también han habido algunos sinaloenses por ahí”, indicó.

Terán Contreras mencionó que el cártel instala la mayoría de sus laboratorios en la entidad porque aquí cuenta con una amplia red de halcones.

Aseguró que los grupos delincuenciales han logrado mantener y crecer esa red debido a que para las instituciones de seguridad pública es difícil detectar a los halcones.

“Están en todo lados, lo mismo puede ser un repartidor de pizzas que el del periódico, que el de la esquina que está aquí afuera o el taxi o el joven que vende camarones en la esquina, tienen un gran poder económico para pagarles, entonces son centenares de halcones en todos lados.

“No sé cuánto les paguen pero algo sacan, no nos permite llegar a donde están las organizaciones, desde que salimos ya nos están siguiendo y no nos sueltan a veces ya lo hacen hasta en forma descarada como el nuevo sistema penal les favorece y actualmente todo mundo sale, han caído en el descaro”, expresó.

El General de Brigada adelantó que próximamente el Ejército redoblará los esfuerzos para combatir los narcolabotorios en el estado.

“Ahorita nuestras tropas están en adiestramiento en Durango y en cuanto bajemos y con las tropas que ya tenemos aquí, seguimos atacando los laboratorios, seguramente en cuanto les despleguemos más tropas vamos a encontrar más”, dijo.

Sinaloenses por el mundo

El Cártel de Sinaloa no solo exporta metanfetamina, también hombres expertos en el proceso de fabricación.

Los cocineros, como se les conoce a estos hombres, son enviados a otros países donde el Cártel de Sinaloa produce drogas sintéticas.

En marzo pasado, en Nigeria detuvieron a cuatro sinaloenses que ayudaban a construir un “superlaboratorio” que exportaría cristal a Asia.

Según la Agencia Nacional Antidrogas de ese país, los mexicanos eran colaboradores técnicos en el laboratorio que tenía capacidad para producir hasta cuatro toneladas de metanfetamina por semana.

En Nigeria el kilo de la droga tiene un precio de 6 mil dólares y en el mercado asiático alcanza hasta los 300 mil dólares.

De acuerdo con la Agencia, es el primer laboratorio con capacidad para producir cantidades industriales de droga fue localizado en el oeste de África.

Los detenidos son José Bruno Cervantes Madrid, Pastiano Rivas Cruz, Cristóbal Castillo Barraza y Pedro González Partida.

Así como en África hay cocineros sinaloenses, en Asia también.

En Filipinas desde 2013 detectaron la presencia del Cártel de Sinaloa con el decomiso de 84 kilos de metanfetamina en un rancho y la detención de dos chinos.

Esa operación condujo al arresto de Horacio Herrera en junio de 2015; y el mismo mes un juez libró orden de aprehensión contra Carlos Ochoa y Jaime Sánchez, todos originarios de Sinaloa.

Las autoridades filipinas los acusan de ingresar cristal valuado en más de 143 millones de pesos.

Horacio Herrera supuestamente llegó al país asiático para abrir un restaurante en Manila, pero según la fiscalía, él y los otros dos sinaloenses eran los responsables de establecer la distribución y producción de drogas del Cártel de Sinaloa en el país.

El caso más conocido de sinaloenses detenidos en otro país, es el de los hermanos José Regino, Simón y Luis González Villarreal.

Los culiacanenses fueron detenidos en 2013 en un laboratorio ubicado en Malasia.

Los tres se encuentran presos y condenados a la horca.
Advertisement
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter